Está de baja por una lesión en la espalda

Acusan a Özil de no recuperarse de su lesión por su adicción al Fortnite

Ozil
Mesut Ozil jugando al Fortnite.
Comentar

Ozil estaría jugando una media de cinco horas al día al Fortnite, que podría ser la causa del retraso en su recuperación

Mesut Ozil arrastra unos problemas en la espalda desde hace varios meses, que le impiden jugar con el Arsenal pero no al Fortnite. El centrocampista alemán no disputa un duelo con su equipo desde que lo hiciera el 5 de octubre frente al Qarabag. Pero su recuperación se está retrasando en exceso y aseguran que eso podría ser debido a las numerosas horas que pasa frente a la pantalla del ordenador jugando al videojuego.

De hecho, según el portal Wasted on Fortnite donde se puede consultar el tiempo que pasa cada usuario delante de la pantalla jugando al adictivo juego online, Ozil suma 5.221 partidas como usuario desde el último recuento. Esto hace una media aproximada de cinco horas al día sentado jugando al Fortnite.

Estar tanto tiempo sentado y la tensión que se produce jugando a este tipo de juegos podrían ser la causa de la lenta recuperación del centrocampista germano. El diario Bild ha consultado con un médico especialista, que ha confirmado que este tipo de adicciones podrían estar retrasando la vuelta de Mesut Ozil a los terrenos de juego e incluso podrían hacer que se agraven sus problemas en la espalda.

Emery ya no sabe que hacer. Ozil es un futbolista fundamental para el estilo de juego del Arsenal, pero el alemán no mejora por culpa de su adicción al Fortnite y Unai sigue sin poder contar con él. A día de hoy el cuadro gunner se encuentra peleando por los puestos de acceso a la Champions League, son quintos empatados a puntos con el cuarto clasificado, el Chelsea de Maurizio Sarri.

Últimas noticias