Sevilla - Sigma Olomouc: Europa League

El Sevilla cumple y estará en la Europa League (3-0)

El Sevilla cumple y estará en la Europa League (3-0)
Los jugadores del Sevilla celebran un gol contra el Sigma Olomouc. (EFE)
Comentar

El Sevilla ganó 3-0 al Sigma Olomouc con los goles de Gonalons, Ben Yedder y uno en propia meta de Nespor

El Sevilla terminó con éxito su largo verano y tres rondas previas que culminaron  con un 3-0 sobre el Sigma Olomouc, para lograr el billete a la fase de grupos de la Europa League al calor de un Ramón Sánchez Pizjuán que pudo celebrar la clasificación antes del derbi de la ciudad el próximo domingo contra el Betis.

Tras eliminar a Újpest, Zalgiris y, esta última semana, al Sigma Olomouc el cinco veces campeón del torneo buscará agrandar su palmarés en una Liga Europa en la que ya es el equipo más laureado. Al descanso y después del 0-1 de la ida, los deberes estaban hechos en un 2-0 pasados los 20 minutos con los goles de Gonalons y Nespor en propia puerta. Ben Yedder hizo el tercero ya en el 76′.

Pablo Machín devuelve la ilusión a un Sevilla que, más allá de su incursión en cuartos de final de la pasada Champions, defraudó en liga y sufrió, después de caer goleado en la final de Copa, para cerrar la séptima plaza. Una posición que le obligaba a este maratón, esta escalada a la cima que logró coronar en pleno verano.

El play-off final tuvo más suspense en la ida, donde Sarabia sacó petróleo de Olomouc en el minuto 84. De nuevo el cuadro checo volvió a perdonar de inicio, pero esta vez el Sevilla encontró mucho antes la meta rival. La falta de puntería visitante salió cara, mientras el Sevilla encerró a su rival.

Nolito no aprovechó sus ocasiones pero el segundo aviso de Gonalons terminó en la red. Poco después, en un saque de esquina, el remate de Franco Vázquez lo llevó a gol Nespor en su propia portería. El ‘Mudo’ llevó el peso del juego andaluz, junto a Banega, mientras que tras el descanso buscó su cupo André Silva.

Los refuerzos siguen sonando para la delantera de Machín y el italiano volvió a dejar sus destellos, antes de ser reservado para el derbi junto a Banega. Quizá ese partido ante el Betis hizo dosificar esfuerzos a un Sevilla que manejó el partido sin grandes excesos para asegurar su presencia en el sorteo de este viernes.

Más posesión, sobre todo, con los deberes hechos ya desde el 2-0 del minuto 26, para evitar suspense en el último puerto antes de la cumbre. Al final, tuvo tiempo de reivindicarse en unos minutos Ben Yedder, con el 3-0 que redondeaba la fiesta europea antes de la visita al vecino Benito Villamarín.

Últimas noticias