Mundial 2018 de Rusia

Bélgica vs Inglaterra: El tercer puesto y la bota de oro en juego

Bélgica vs Inglaterra: El tercer puesto y la bota de oro en juego
Romelu Lukaku y Harry Kane celebran un gol. (Getty)
Comentar

Romelu Lukaku y Harry Kane miden su puntería

El tercer y cuarto puesto se decidirá entre Bélgica e Inglaterra en una final descafeinada antes del gran duelo entre Francia y Croacia. Son lo que pudo ser y no fue, proyectos de campeones que se quedaron a las puertas, al menos, de intentarlo. Belgas e ingleses tienen motivos suficientes para darle a este encuentro un matiz de interés que en otras, no tendría: Romelu Lukaku y Harry Kane se juegan mucho.

El último púlpito para predicar el poder en el podio es el que estará en juego en el estadio de San Petersburgo. Ese virtual bronce, la tercera potencia del mundo. Sin duda, tanto Bélgica como Inglaterra han dado muestras del potencial que tienen. Dos selecciones muy dispares, con armas muy diferentes pero con un esquema que podría ser similar: ambas viven de sus carrileros.

Aunque, el gran duelo que se vivirá sobre el césped ruso será el que mida a Harry Kane, máximo goleador de este Mundial 2018 de Rusia con cinco tantos, y Romelu Lukaku, único jugador con opciones de quitarle la Bota de Oro al británico a estas alturas del campeonato. Sin dudas, dos arietes con personalidad y una tremenda presencia en el área. Dos depredadores natos.

El inglés basa su suma de goles a una prolífera puntería en la fase de grupos. Comenzó el campeonato lanzado ante Túnez. El delantero del Tottenham fue el autor de los dos tantos que dieron el primer triunfo a los suyos. El primero fue tempranero, a los diez minutos de juego, se aprovechaba de su pillería y de su capacidad del oportunismo y la colocación, para estar en el lugar indicado tras un testarazo de Stones en un saque de esquina. El rebote le cayó en las botas a Kane y no fallaría. El segundo, con el 1-1 en el marcador, sería crucial en el tiempo de descuento. De nuevo el ariete estaba en lugar donde caería un mal cabezazo de Maguire, para que, con la testa, hiciera el 1-2 para Inglaterra.

Ante Panamá, Harry Kane sumaría los otros tres tantos que acumular. Dos de ellos tras dos penaltis que cometerían los americanos, una de las especialidades del delantero. El quinto tanto de éste sería de rebote: un disparo de Loftus-Cheek impactaba en su pierna y acaba dentro del arco de Penedo. La suerte también ha acompañado al británico.

Curiosamente, los cuatro tantos de Romelu Lukaku se reparten de la misma manera que los de Kane. El delantero del Manchester United logró sus dos primeros tantos ante Panamá. El primero, que significó el 2-0, fue tras una excelente asistencia de De Bruyne. El belga cabeceó con la testa dentro del área en un buen giro de cuello para darle potencia al remate. El segundo y tercero del partido llegaría poco después. Con espacios y a la carrera, el ariete se mueve bien y se plantó delante del meta Pinedo para picársela en última instancia con la diestra, engañándole.

Ante Túnez, Lukaku dio otro recital. El belga hizo el 2-0 con otra masterclass de cómo ha de desmarcarse un delantero. Engañó al zaguero y se perfiló para que Hazard le cediera un balón en bandeja para que disparara con su zurda y batiera a Ben Mustapha. Obra del delantero fue también el 3-1, con otro desmarque de órdago y una definición exquisita.

90 minutos para reinar

Tendrán ambos la oportunidad de reinar durante el tiempo que dure el duelo entre Bélgica e Inglaterra. A los puntos, observando las dianas de uno y otro, queda más reforzado Lukaku, logrando todos los goles con cierta elaboración y ninguno desde los once metros. Kane gozó de suerte en uno de ellos y tiró de puntería con los penaltis en dos ocasiones. Pero los goles son goles, y es el inglés el que tiene en estos momentos ganada la partida al belga.

Últimas noticias