Mundial de Rusia 2018

Croacia hace historia y jugará su primera final de un Mundial

Croacia hace historia y jugará su primera final de un Mundial
Comentar

Croacia vence por 2-1 a Inglaterra y jugará la final del Mundial 2018 contra Francia

La selección de Croacia certificó su pase a la final del Mundial después de haberse impuesto a Inglaterra por 2-1. Trippier adelantó a los ingleses, pero los tantos de Perisic y Mandzukic, este último en la prórroga, permiten al combinado ajedrezado soñar a lo grande para llevar a su país la Copa del Mundo en una final inédita en la que se medirán a Francia.

Croacia  e Inglaterra se medían por un puesto en la final. En la gran final. Último escollo para plantarse en el último partido del Mundial y luchar por el summum de levantar la Copa del Mundo al cielo de Rusia y volver a su país como héroes.

Sin tiempo para ningún equipo de demostrar sus intenciones de cara al choque llegó una falta peligrosísima favorable para los ingleses. Inglaterra ha traído de cabeza a todos sus rivales con las jugadas a balón parado, pero nadie se podía esperar que Trippier la clavase en la escuadra, convirtiendo a Subasic en un protagonista superfluo en la jugada.

Los de Southgate continuaron con la intención de buscar otro gol que les acercarse aún más a la tan ansiada final. Le costó unos minutos espabilar a Croacia, pero poco a poco el combinado ajedrezado empezó a espabilar. Perisic lo intentaba desde lejos, mientras que Pickford le sacó un buen disparo colocado a Rebic.

Harry Kane tuvo la suya por partida doble. Subasic le sacó las dos, un mano a mano y otra ocasión a bocajarro después de recoger el rebote. Llegaban con gran facilidad los three lions, que con pocos toques se plantaban en las inmediaciones del área croata, aunque ni los unos ni los otros pudieron conseguir mover el marcador antes del intermedio. 

Mandzukic y Perisic, héroes nacionales

Comenzó a correr el crono en la segunda mitad con una Croacia que insistía en conseguir el gol que le diese el empate. La férrea defensa inglesa no dejaba pasar ni una. Hasta que Perisic buscó una fisura que aprovechar. Un centro desde la derecha permitió al del Inter anticiparse a dos adversarios y meter el pie -posible juego peligroso que no revisó el VAR- para poner el empate en el marcador.

El empuje croata fue a más. Tres minutos después, el mismo protagonista de la ajedrezada mandó el cuero al poste, metiendo un miedo en los ingleses que Rebic no pudo rematar al coger el rebote y disparar la pelota directamente a las manos de Pickford. Restaban diez minutos y ambos equipos comenzaban a pensar en la prórroga, la tercera consecutiva para Croacia.

Así fue. Ambos equipos tendrían media hora para solventar su pase a la final del Mundial si no querían jugársela en la lotería de los penaltis. Stones a punto estuvo de adelantar a los suyos, pero Sime Vrsaljko salvó a los suyos sobre la línea. También hizo lo propio Pickford cuando Mandzukic se le presentó una ocasión de oro.

Croacia evita los penaltis

El guardameta inglés no pudo desbaratar el siguiente intento del ex delantero del Atlético de Madrid. Perisic ganó un balón aéreo que cogió descolocada a la zaga de Inglaterra. Apareció Mandzukic de la nada para cruzar el balón, mandarlo al fondo de la red y desatar la locura en entre los suyos y su país.

Poco tiempo quedaba por delante. Inglaterra se veía con el agua al cuello y no le quedaba otra que tirar a la épica. Croacia se replegaba para no permitir ni un hueco ni conceder un balón aéreo ante los pelotazos de los inventores del fútbol. Pitido final y locura máxima en las filas croatas, que celebraban que disputaría su primera final de un Mundial. De este de Rusia. El sueño croata sigue vivo. 

Últimas noticias