SUPLENTE EN EL REAL MADRID, LA JUVE Y AHORA EL CHELSEA

El banquillo de la tortura de Morata

El banquillo de la tortura de Morata
El Banquillo de la tortura de Morata (Getty)
Comentar

El destino de Álvaro Morata parece ligado al banquillo. El internacional ya no sabe lo que hacer, ni a qué equipo acudir para conseguir un rol de titular. El pasado verano huyó de la casa blanca para lograr ser el ‘9’ titular del Chelsea, pero en Inglaterra continúa pasando más tiempo sentando que sobre el césped.

“No iba a quedarme en el Madrid para ser suplente”, unas palabras que el delantero repitió hasta la saciedad el pasado verano y ahora parecen haberse vuelto en su contra. Con Zidane era suplente, pero con Conte, también. Su historia parece repetirse allá donde va.

En 2014 decidió abandonar por primera vez el Real Madrid y poner rumbo a Italia. Allí, en Turín, despuntó con la Juve en su primera temporada (15 goles en 46 partidos, un gol cada tres encuentros), pero en el siguiente curso su papel quedó reducido al de revulsivo. Mandzukic y Dybala pasaron por encima del español. Fue entonces cuando Morata decidió retornar a Madrid.

De vuelta a Concha Espina, más de lo mismo. El ariete nunca consiguió su papel de titular puesto que compartía vestuario con Cristiano, Benzema y Bale, pero cumplió de sobra cuando saltó al terreno de juego. El canterano terminó el curso con registros superiores a los de Karim, 20 tantos en 43 partidos frente a 19 dianas en 49 duelos de Benzema.

Se fue en busca de la titularidad perdida

Inglaterra fue el destino elegido por el jugador. El Chelsea abrió las puertas a Morata como su nueva estrella. El jugador tenía todo a su favor para conseguir su meta de ser indiscutible. Como siempre, lo consiguió durante la primera parte de la campaña (13 partidos y 12 goles). Pero, ahora, vuelve a estar en condenado a su tortura natural, el banquillo.

El 2018 no está siendo su año. Primero, la lesión de espalda que le ha mantenido fuera de los terrenos de juego casi un mes y ha causado gran polémica entre los aficionados blues, quienes dudaron sobre el alcance. Luego, su suplencia en el partido de Champions ante el Barcelona.

Ahora, su mala relación con el vestuario y Conte. El técnico decidió sacar al ariete en el minuto 89 del partido ante el City. El italiano dio la orden de sacar a Hazard y suplirlo por Morata, pero se arrepintió. Guardó el cambio y lo hizo cuando ya sólo faltaba un minuto. Algo que enfadó al internacional español.

El delantero llegó al Chelsea como una estrella por 80 millones de euros y su calidad parece haberse estrellado de nuevo con el banquillo. Cuando se trata de superar un bache, tener una gran personalidad y ser capaz de ganar partidos importantes… Morata siempre parece tener problemas ¿Cual será su siguiente destino?

Últimas noticias