James se remanga y convence a Zidane: “Así será difícil quitarle”

james-rodriguez-real-madrid-roma
James Rodríguez se sacrificó ante la Roma. (Getty)
Comentar

La situación de James Rodríguez llegó a tocar fondo. Su pobre rendimiento en el césped, unido a su comportamiento lejos de él, se había convertido en un auténtico quebradero de cabeza tanto para el cuerpo técnico -primero con Benítez y luego con Zidane- como para la cúpula del club, que se planteaba muy seriamente tener que ponerle en el mercado a final de temporada.

Uno de los retos del técnico francés era recuperar el nivel que llevó al colombiano la pasada temporada a firmar 17 goles y 17 asistencias. Y parece que poco a poco el ‘método Zidane’ empieza a surgir efecto, tanto que tras haber visto un cambio de actitud en los entrenamientos ha confesado a su entorno que “si continúa trabajando así, va a ser difícil sacarle del once”.

En el partido decisivo contra la Roma, Zizou apostó por él en detrimento de Isco y James le devolvió con la confianza remangándose y marcando un gol. “Es importante que la afición le apoye. La afición siempre quiere más de sus jugadores. Yo estoy contento con su gol porque está entrenando bien y siempre es importante para un jugador como él que marque”, dijo el técnico tras el partido.

El sacrificio de James quedó registrado en sus kilómetros recorridos ante la Roma. Sólo Kroos (más de 12), superó los 11,1, que firmó el cafetero. Sus números hay que ponerlos en comparación con los de Cristiano (9,9) o con los dos laterales Danilo (10,5) y Marcelo (9,9).

Gran parte de culpa de ello lo tiene la movilidad de la que gozó durante el encuentro. James arrancó el partido en el costado derecho, pero cambió de banda tras el descanso cuando cambió con Bale. Con la entrada de Jesé en el campo volvió a modificar su posición táctica.

James tuvo protagonismo en el juego madridista y eso se reflejó siendo el jugador que más faltas sufrió en el partido (cuatro). 

Satisfecho tras el partido

“Zidane nos mima a todos. Yo cada vez que juego intento dar todo. Hay días que no salen bien las cosas y otros sí. Estamos en el fútbol y todo puede pasar”, explicó al ser preguntado por el cariño recibido por su entrenador.

James también contestó cuando se le pidió su opinión sobre los pitos hacia su persona escuchados en el Santiago Bernabéu: “Todos quieren ver juego lindo y cuando no sale todo tan bien tienen el derecho a hacer pitos. Ellos saben cuando uno está bien y mal. Yo intento crecer más y ayudar. Hay que seguir luchando día a día y entrenar fuerte”.

Últimas noticias