El doblete de Toyota en Le Mans, un hito histórico para la marca

Fernando Alonso acaba con un gafe de Toyota que duraba 19 ediciones de las 24 horas de Le Mans

Toyota
La vigésima participación de Toyota en las 24 horas de Le Mans se ha traducido por fin en el triunfo que los japoneses llevaban mucho tiempo esperando. (Getty)
Comentar

Toyota había tenido muy cerca el triunfo en otras ocasiones.

La historia de Toyota con las 24 horas de Le Mans ha sido como una historia de amor que tarda muchísimo en consumarse pero que todos teníamos claro que acabaría siendo tal. Incluso cuando hace dos años el coche japonés se averió apenas a unos minutos de tocar la gloria. Si alguien son persistentes, esos son los japoneses, que llevan desde 1985 en diferentes épocas buscando el triunfo en Le Sarthe. Y, casualidades de la vida o no, éste ha llegado de la mano de Fernando Alonso.

Vale que esta temporada el WEC está bastante descafeinado en lo que a su categoría reina se refiere por la presencia de solamente un equipo oficial, pero un triunfo como el de Le Mans siempre ha de celebrarse. La diferencia del Toyota con el resto de LMP1 es bastante amplia, con lo que cualquiera cosa que no fuese ver a los integrantes de los coches nipones celebrando la victoria ayer hubiese sido la sorpresa de la década. Pero no, los TS050 Hybrid aguantaron como jabatos, dando entre sí un espectáculo sin igual. El duelo entre ellos, especialmente durante el relevo de Alonso por la noche, fue antológico. Al final se dio un doblete que fue celebrado como uno de los mayores hitos en la historia deportiva de Toyota.

Las primeras tentativas reales de victoria de Toyota llegaron a mediados y finales de los 90, concretamente en los años 1994 y 1998. Sin embargo, diversos problemas les apartaron de un triunfo que parecía claramente suyo. No tanto como el de 2016 que comentábamos antes, pero suyo. Ninguna de esas decepciones les hizo parar de intentarlo. Y en la perseverancia ha estado el éxito.

Tras confirmar que seguirían compitiendo en el WEC en la súper temporada que abarca 2018 y parte de 2019, el gran objetivo de Toyota este año era romper el maleficio de Le Mans. En total habían sido hasta ahora 19 participaciones traducidas en derrotas que hubiesen tumbado a cualquiera. Pero no. Su vuelta en 2012, ya con un coche híbrido, fue con el objetivo de triunfar. Les ha costado, pero al final lo han logrado. Y con Alonso al volante.

Últimas noticias