FÓRMULA 1

Alonso espera con ganas Daytona: “Ojalá seamos competitivos”

fernando-alonso-daytona
Fernando Alonso, con gesto pensativo. (AFP)

Los test oficiales realizados por Fernando Alonso al volante del Ligier LMP2 sobre la pista de Daytona en la que se disputarán a final de mes las 24 horas han dejado claras dos cosas. La primera, la gran capacidad de adaptación del asturiano a cualquier coche de carreras. La segunda, que de momento su equipo no está para ganar.

No obstante, Fernando espera una mejora en este sentido la próxima vez que él y sus compañeros vuelvan a sentarse en el coche, con lo que no descarta el poder dar la campanada. “Fue un fin de semana bueno para trabajar con el equipo, con los compañeros y empezar a compartir todo, adaptarse y llegar a compromisos entre nosotros. Esa era la principal prioridad para el fin de semana y es lo que conseguimos. Probablemente la mayor sorpresa fue el poco tiempo que pasas en el coche, las sesiones no fueron muy largas y compartes el coche, así que pierdes un poco de tiempo con los cambios de piloto, de reglajes y acabas dando pocas vueltas, pero eso es parte del juego y en las 24 horas vamos a acumular suficientes vueltas, eso seguro”.

Lo que ha valorado más positivamente Alonso es el progreso visto durante las jornadas de test, donde su equipo tuvo incluso que hacer ajustes en un cinturón de seguridad que no era de la talla del piloto. No obstante, los avances realizados le hacen pensar al español que podrían encontrar un ritmo que a día de hoy necesitan para ganar.

“Los cinturones ahora están bien, son todos de nuestras tallas, estamos todos contentos. Aún hace falta hacer algunos cambios en el asiento porque cuando haces más vueltas, descubres más problemas. En una carrera al sprint como la Fórmula 1, puedes lidiar con ello, pero aquí quieres asegurarte de que todo es perfecto y cómodo porque pasas muchas horas en el coche, así que aún hacemos algunos cambios y más con el rendimiento del coche. Aún es pronto, son sólo pruebas, pero necesitamos encontrar más ritmo y ojalá seamos más competitivos cuando volvamos para la carrera”, señaló el piloto español.

Una de las dificultades que esperaba Alonso, más allá de pilotar de noche, era el tráfico, que al final parece no ser tan complicado como parecía en un principio. “De noche estuvo bien, no fue una gran diferencia respecto al día. En Fórmula 1 tenemos algunas carreras nocturnas, en Barhein, Singapur y Abu Dhabi. El circuito aquí está bastante bien iluminado, no es como otros circuitos de resistencia, así que no encontré grandes problemas en eso. Lo mismo con el tráfico, de lo que tenía un poco de miedo. Siempre hay algunos momentos y algo de riesgo, cuando adelantas a coches o si hay coches luchando los unos con los otros, pero es algo normal a lo que enfrentarse, así que es algo que deberíamos dominar para la carrera”.

Para terminar, Alonso volvió a valorar el contacto con el público americano, tan diferente a lo que suele vivir el resto del año en una Fórmula 1 donde el hermetismo es lo que manda. “Los aficionados fueron geniales, de nuevo una bienvenida muy buena. Vinieron muchos aficionados de la IndyCar también, con réplicas del casco que usé para que se las firmara y muchas camisetas con el 29 también. Fue bueno experimentar eso una vez más. Tengo ganas de la carrera porque los fans tendrán incluso mejor acceso en los garajes y todo. Ese espíritu y ambiente que nos gustó en Indianápolis es el mismo aquí, lo que siempre es positivo”.

Comentar

Últimas noticias