Sander Armée, del Lotto Soudal

Le pica una avispa, se le desfigura el rostro y sigue corriendo el Giro sin tomar nada…¡por miedo al dopaje!

Sander Armée
Sander Armée, con el rostro desfigurado en el Giro de Italia. (Twitter)
Comentar

Sander Armée se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de los primeros días del Giro de Italia. El corredor del Lotto-Soudal está compitiendo con el rostro desfigurado por la hinchazón sin poder remediar sus problemas, debido al miedo a dar positivo en un control antidopaje.

El ciclista belga sufrió el picotazo de una avispa el jueves, un día antes de que se tomara la salida en la primera etapa del Giro. Este percance provocó una hinchazón más que llamativa en el rostro de Armée, especialmente en la parte de los pómulos.

La mejor solución de cara a bajar la hinchazón y así poner fin a este problema sería tomar cortisona, pero tomarlo implicaría dar positivo en un posible control antidopaje. Otra alternativa para no traspasar los límites de la legalidad puede ser solicitar una prescripción médica para tomar el medicamento, pero su equipo, el Lotto-Soudal, no es partidario de ello, para poder mantenerse como uno de los líderes y ejemplos de la lucha antidopaje.

 

Últimas noticias