GANÓ LA ETAPA REINA

Mikel Landa da un estacazo en la Tirreno-Adriático

MIKEL LANDA
Mikel Landa se da la mano con Chris Froome. (AFP)
Comentar

Mikel Landa demostró que, a día de hoy, es el escalador más fuerte del pelotón internacional. El vasco ganó la etapa reina de la Tirreno-Adriático en una ascensión final en la que se impuso en el alto de Sernano Sassotetto a los favoritos a las tres grandes. El ciclista del Movistar levantó los brazos rodeado de nieve y en un kilómetro final vibrante donde fue el más listo de la clase, pero también el más fuerte.

La etapa comenzó con el abandono de Tom Dumoulin, vigente campeón del Giro de Italia, por problemas de abrasiones. La ausencia del holandés, sin embargo, no deslució una ascensión final en la que Aru, Majka, Miguel Ángel López y Hermans se destacaron del grupo dominado por el ritmo del Sky.

Todo estaba tranquilo hasta que Landa decidió mover el árbol con grandes consecuencias. El vasco hizo un destrozo a su ex equipo, al que desarboló con tres ataques, hasta que por fin consiguió marcharse en solitario y conectar con los escapados a dos kilómetros del final.

mikel landa
Mikel Landa entra vencedor en la meta.

Los cambios de ritmo del español, sin ir más lejos, descolgaron a Chris Froome y a otros tantos favoritos. El Sky, sin embargo, apostó al líder Geraint Thomas sus cartas y éste tuvo la mala fortuna de pinchar en el kilómetro final.

Por delante, Sam Bennett conseguía alcanzar el grupo de Landa y atacaba a 300 metros de la meta. Landa reguló y calculó la distancia para ganar con suma autoridad sobre sus rivales y demostrar que a día de hoy es el mejor escalador del pelotón y el único con la valentía suficiente como para desmontar el dominio del Sky.

Últimas noticias