Acusado de causar graves lesiones durante una pelea

Vidal ficha por el Barça con una causa pendiente con la justicia alemana

Vidal ficha por el Barça con una causa pendiente con la justicia alemana
Arturo Vidal tiene abierto un procedimiento en Alemania por una pelea en una discoteca de Múnich (AFP).
Comentar

A Vidal se le acusa de un delito de lesiones graves, que estaría penado con entre seis meses y diez años de prisión en Alemania

El Barcelona se ha asegurado la llegada de Arturo Vidal por 19 millones de euros. Con su fichaje el conjunto barcelonista se lleva a todo un jugadorazo, pero también a uno de los hombres más conflictivos del panorama futbolístico. Tal es así que a sus temas extradeportivos se puede deber su salida del Bayern de Múnich. Y es que el jugador tiene una causa pendiente con la justicia alemana debido a una pelea en una discoteca, en la que produjo graves lesiones.

Todo sucedió en septiembre de 2017. Tal y como aclaró un portavoz de la fiscalía en el momento de saberse su imputación, “se le acusa de haber estado implicado en un enfrentamiento en un principio verbal y después corporal en una discoteca de Múnich y de haberse enfrentado a la autoridad”. Las penas por este delito en Alemania podrían ir de los seis meses a los 10 años de prisión. Su hermano Sandrino Vidal le acompañaba en ese momento y también se vio envuelto en la disputa.

No ha sido la única salida de tono fuera de los terrenos de juego que ha tenido el jugador durante su carrera deportiva. El Barça se lleva a un jugador de indudable calidad para reforzar su mediocampo, pero también se lleva a un hombre conflictivo y uno de los principales motivos que le podría haber llevado a Barcelona sería el evitar pisar la cárcel.

A la pelea en la discoteca hay que sumarle otros altercados en los que se ha visto salpicado el chileno. Sin duda el más recordado es su accidente en Chile, durante la Copa América de 2015, en el que su Ferrari quedó completamente destrozado. Conducía en estado de embriaguez y, afortunadamente, él y su mujer –que le acompañaba– salieron ilesos.

Desde 2007, cuando protagonizó un enfrentamiento con la policía durante el Mundial sub-20, el jugador no ha parado de verse envuelto en conflictos de diversa índole. En el terreno de juego no iba a ser menos. Después de caer eliminado por el Real Madrid en Champions en las dos últimas temporadas, el jugador no se mordió la lengua ni se cortó para rajar del árbitro y de los propios jugadores madridistas. Dejó patente su antimadridismo e incluso llegó a comparar a Cristiano Ronaldo con una mierda.

Últimas noticias