Supercopa de España de baloncesto 2018

Baskonia frena la remontada del Barça y jugará la final de la Supercopa (76-79)

Baskonia
Pustovny pelea un balón con Janning y Shields durante el Barcelona - Baskonia. (EFE)
Comentar

El Baskonia, que llegó a tener una ventaja de 20 puntos, peleará por ganar el primer título de la temporada

El Kirolbet Baskonia superó este viernes al Barça Lassa (76-79) en la primera semifinal de la Supercopa Endesa, que se disputa en el Multiusos Fontes do Sar, y se jugará el título ante Obradoiro o Real Madrid tras superar en un partido de vaivenes a unos blaugranas que, pese a verse 20 puntos abajo, estuvieron a punto de remontar.

La Supercopa se disputa prácticamente en pretemporada y este partido mostró cosas típicas de este momento como la falta de empaque o de físico, pero también las ganas de dos equipos deseosos de poder optar al primer título oficial. El Baskonia, equipo más hecho, pudo arrasar a un Barça desfigurado que desde la defensa y la intensidad pudo, pese a su lavado de cara, forzar la prórroga.

Un Kyle Kuric que pese a ser uno de los recién llegados se fue a los 16 puntos, se jugó con un 3/6 en triples el tiro final que pudo haber llevado el duelo al tiempo extra, pero erró y tampoco Pierre Oriola, pese a cazar el rebote, atinó. Respiró así un Baskonia que quizá se confió antes de tiempo, que no daba crédito a una reacción blaugrana a manos de Rolands Smits o el canterano Aleix Font.

Al descanso se llegó con un 34-49 que situaba al Baskonia como claro aspirante a la final. El 13-27 del segundo cuarto dejaba a un Barça perdido, como pollo sin cabeza, ya que ni Kevin Pangos, el nuevo, ni Thomas Heurtel, el ‘veterano’ de segundo año, podían hacer jugar a un equipo sin ideas, sin sistemas, en una situación normal a tenor de que hay hasta seis caras nuevas.

Pero Svetislav Pesic logró dar carácter a los suyos en los vestuarios, y con la ilusión de nuevos y jóvenes y el carácter de Pierre Oriola llevó al Barça Lassa a vencer un tercer cuarto en el que pasó de perder de 20 puntos (36-56) a sólo por 8 (56-64), metiéndose así en un duelo que ya estuvo igualado hasta el final.

Sin duda, se notó que el Baskonia tiene un grueso de la plantilla más compactado y conectado. Pese a que Tornike Shengelia no brilló, sí lo hizo Vincent Poirier en la pintura, Patricio Garino (16 puntos) en el tiro exterior y con un debut a lo grande de Shavon Shields, con el alero llegando a los 13 puntos y con una presencia destacable.

Garino fue quien, con un mate casi sobre la bocina, dejó al Baskonia con un +10 antes de iniciarse el último cuarto. En él, el Barça encontró la inspiración y con ella se fue hundiendo, por contra, el equipo de Pedro Martínez. A uno se puso el Barça tras un triple de Kuric (72-73) y con tres minutos de juego, pero Shengelia apareció con cuentagotas pero siendo clave, con 4 puntos seguidos en un momento decisivo.

Un parcial de 6-0 para Baskonia parecía sellar el triunfo (72-79), pero este Barça Lassa no se rinde ni se va del partido. Queda mucho trabajo por hacer en el Palau Blaugrana y la Ciutat Esportiva del club catalán, pero parece que Pesic no permitirá a los suyos borrarse de un partido. Y así Pangos y Kuric, que ilusionaron como Smits entre los nuevos, dejaron el 76-79 final al fallar Kuric, en tiro forzado, el triple final.

Últimas noticias