EUROLIGA: REAL MADRID 106 - BROSE BAMBERG 86

Randolph resucita para un Madrid sin factor cancha en play-offs

RANDOLPH
Anthony Randolph firmó una auténtica exhibición con 38 de valoración. (EFE)
Comentar

El Real Madrid no tendrá el factor cancha en los play-offs de la Euroliga. Los blancos cumplieron con su parte del trabajo al vencer (106-86) al Brose Bamberg, sin embargo, la derrota de Olympiacos ante Zalgiris (85-86) hará que los blancos se midan en los cuartos de final con el Panathinaikos y empezando fuera de casa.

Las cuentas no salieron para los de Pablo Laso, quintos tras 30 jornadas por la derrota en la prórroga de los griegos, con poco o nada en juego como los lituanos. Los cruces por la ‘Final Four’, que se disputan a partir del 17 de abril, llevarán al Madrid a casa de Xavi Pascual, tras un triunfo agridulce atado tras el descanso y comandado por Anthony Randolph (23 puntos y 38 de valoración).

El revés de las cábalas con los griegos rebajó la tensión en el Palacio, sin un horario unificado para despedir la fase regular, evitar suspicacias y redoblar la emoción. Le faltaba al Madrid ‘elegir’ entre El Pireo o el OAKA en ese triple empate (19-11) y por momentos no dejó clara su intención. No tuvo duda un espectacular Anthony Randolph ya de inicio, con 14 puntos, tres robos y 18 de valoración en ocho minutos.

El show del esloveno no estuvo bien acompañado y entre Wright (9 puntos) y Musli (8) dieron la vuelta al parcial (27-28) los alemanes. Al Brose, la precuela del partido en el WiZink, con ese triple fallado por Spanoulis ante Zalgiris que dejó quinto al Madrid, no distrajo su juego. Los de Luca Banchi mantuvieron un serio intercambio hasta el descanso (53-50), con Hackett y Rubit.

Los de Laso vivieron de los triples de Rudy Fernández y Carroll, pero sobre el parqué se echaba de menos algo de defensa. Sin ‘Facu’ Campazzo ni Edy Tavares, dos puntales blancos, el Madrid dio un paso al frente tras el descanso para desnivelar el marcador. La renta local se estableció en la decena con Ayón y Randolph, que retomó su festival particular (82-69).

La rendición del Brose dejó vía libre a Laso para rotar, con Carroll ‘enchufando’ 12 puntos en el último cuarto, y al Palacio para clamar a un Sergio Llull al que se le espera para la traca final. El OAKA y un ex culé como Xavi Pascual espera a un Madrid al que le fallaron las cuentas para entrar en el cuarteto de favoritos.

Últimas noticias