La NBA viene a conocer a Doncic

luka-doncic-real-madrid
Luka Doncic llama la atención de la NBA. (AFP)
Comentar

Hay algo en Luka Doncic que cautiva. Su desparpajo natural es un fenómeno digno de estudio. Apenas lleva unos meses en la primera plantilla del Real Madrid y se ha metido en el bolsillo a afición y directivos, que lo han adoptado como uno más del primer equipo con tan sólo 16 años. Ahora es la NBA la que se ha interesado en conocer a un Doncic que aparece en todas las quinielas como un top 5 del draft de 2017 o 2018.

En apenas un mes, más de una treintena de ojeadores tendrán la oportunidad de ver en directo al chico destinado a cambiar el orden en el baloncesto europeo. De entrada, sus condiciones físicas llaman cuanto menos la atención. Corpulento y coordinado, cualquiera podría pensar que este chico de dos metros eligió mal cuando decidió jugar como base. “Es un jugador que te engaña por su tamaño. Sin embargo, tiene una capacidad e imaginación difícil de igualar. Para tener 16 años es muy bueno”, asegura Sarunas Jasikevicius, leyenda del baloncesto lituano y que sufrió a Doncic la pasada semana en el Top 16 de la Euroliga.

Su compañero y mentor Sergio Rodríguez tiene claro que sus cualidades le llevarán a lo más alto. “Aunque no lo parezca físicamente tiene 16 años. Tiene un cuerpo que ya le permite competir contra los mejores, técnicamente es muy bueno, sabe leer los partidos y tiene mucha cabeza”, afirma el base canario. 

luka-doncic-boston-celtics-nba
Luka Doncic, en el partido contra los Celtics. (AFP)

Doncic es un chico adelantado a su tiempo. Capaz de aguantar la presión e incluso los tirones de oreja de su entrenador, Pablo Laso. El técnico le abroncó por no dirigir al equipo con las jugadas que le había pedido y el chico respondió con tres triples consecutivos. “Queremos ayudarle en todo lo que podamos. Es un chico muy tranquilo que lo está llevando muy bien y nos está sacando de más de un aprieto en muchos partidos“, prosigue Rodríguez.

Como es lógico, el Real Madrid quiere proteger a su diamante en bruto. El chico apenas ha hecho un par de encuentros con la prensa en zona mixta y todavía no ha concedido entrevistas individuales. Doncic es tímido ante los micrófonos, pero progresa en la dirección adecuada para convertirse en una superestrella. Sin ir más lejos, el club blanco quiso tener un gesto cariñoso con el joven, que recogió el premio Gigante al Mejor Club Europeo de 2015 este pasado lunes.

Últimas noticias