Champions League: Mónaco - Atlético

El Atlético apuesta a la Champions

El Atlético apuesta a la Champions
Comentar

Grandsir adelantó al Mónaco, pero Diego Costa y Giménez le dieron la vuelta al Mónaco - Atlético de la Champions League

El Atlético de Madrid se impuso al Mónaco por 1-2 en el Luis II en un choque en el que los locales se adelantaron gracias a un gol de Grandisir. Diego Costa igualó el partido y José María Giménez anotaría el tanto de la victoria para los rojiblancos.

En un territorio donde el glamour predomina por encima de todo, el Atlético de Madrid sacó tres puntos muy trabajados sin mucha clase, pero igualmente válidos para empezar con buen pie esta Champions League. Rojo, negro, par o impar…en la ciudad de los casinos, los rojiblancos apostaron a la Orejona.

Los rojiblancos echaron a rodar en esta nueva edición de la Champions League tan especial para ellos. La final se juega en el Metropolitano y el Atlético de Madrid quiere estar en ella. La Orejona. Esa gran obsesión. Un deseo que rondaba en el Manzanares y que ahora también sobrevuela San Blas esperando que se haga realidad.

Y a por ello fueron desde el inicio los pupilos del Cholo Simeone. Una buena ocasión de Diego Costa se fue al traste, y el colegiado mandó al traste un gol de Godín al señalar una falta previa de José María Giménez. En ese arranque fulgurante del Atlético, los colchoneros terminaron por bajar una marcha viendo que el Mónaco parecía inofensivo, lejos del nivel de aquel cuadro monegasco que llegó a las semifinales de la Champions hace dos ediciones.

El Mónaco golpea primero

Craso error por parte del Atlético, porque en una de estas, el Mónaco no perdonó. Error de Saúl en un control que le arrebataba Falcao. Pase atrás del Tigre que Correa intercepta pero el rechace quedó muerto para satisfacción de Grandsir, que batió a Jan Oblak a bocajarro. Mazazo para los rojiblancos, que veía como se le presentaban en el Principado los fantasmas de la ‘crisis’ liguera.

Quince minutos duró ese espejismo. El Atlético se repuso del golpe con un zarpazo de Diego Costa tras asistencia de Griezmann. Un pase de genio del francés, de primeras y a bote pronto, permitió a la pantera hispanobrasileña plantarse solo ante el guardameta del Mónaco. Disparo a asegurar y el balón a la jaula. Volvía todo a la normalidad, a como debería ser. El Atleti se lanzó a la búsqueda de un segundo gol.

Ese tanto no tardaría mucho en llegar. El Atlético lo buscó y lo encontró. En el tiempo de descuento gracias a un testarazo de Giménez. Córner que bota Koke al corazón del área, a donde llegó el uruguayo entrando como un avión para conectar su cabeza con el balón y batir a Benaglio y darle la vuelta al marcador.

Tostón en Mónaco

Comenzaba la segunda parte en el patatal de Mónaco. El estado del césped estaba lejos de los lujos de los que presumen en el Principado. Muchos yates, restaurantes de lujo, Ferraris, casinos…pero sin un jardinero para cuidar la alfombra verde. Respecto al juego, los monegascos eran incapaces de plantarle cara a un Atlético que se relajó en el segundo acto. Comenzaba una etapa de aburrimiento, algo difícil de conseguir en una ciudad como en la que se desarrollaba el partido.

Pasaban los minutos y no sucedía nada. Absolutamente nada. Falcao reclamaba un penalti pero no hubo nada. Thomas Lemar entraba para medirse a su ex equipo por un Correa que se iba con cara de pocos amigos. Y volvían a pasar los minutos. También los tres de descuento. Pitido final y victoria para el Atlético de Madrid por 1-2, que conllevan los tres primeros puntos que señalan el camino a la final de la Champions que se disputará en el Metropolitano y por la que el Atleti echa el resto.

Últimas noticias