Liga Santander 2018-2019: La crisis del Atlético

El presupuesto ‘condena’ a Simeone

simeone-atletico-eibar-liga-santander
Simeone, en el banquillo en el Atlético-Eibar. (AFP)
Comentar

Simeone choca contra su propio discurso: el Atlético fue incapaz de ganar a Eibar o Celta de Vigo, con presupuestos claramente inferiores

Desde que llegó al Atlético de Madrid, hace ya casi siete años, una de las señas de identidad de Diego Pablo Simeone es su discurso. El técnico argentino, a la vez que iba creciendo como entrenador y su equipo iba ganando títulos, aumentaba su argumento de que su equipo no puede jugar en igualdad de condiciones… por el presupuesto.

Simeone ha vivido del argumento del presupuesto todos estos años. Su defensa se ha basado en que no puede competir con Barcelona y Real Madrid en Liga ya que culés y madridistas parten con mucha ventaja, en términos económicos, respecto a ellos. La última queja llegó el pasado viernes. “El límite salarial al final de temporada se nota”, dijo el técnico del Atlético de Madrid.

Y, en parte, tiene razón. Mientras el Barcelona cuenta con un máximo de 632,971 millones de euros y el Real Madrid de 566,530, los rojiblancos tienen un tope de 293 millones, una diferencia notable. Sin embargo, estas últimas declaraciones Simeone las hizo en un duelo ante el Eibar… que un día después empató. Y el conjunto vasco, utilizando el mismo argumento del técnico argentino, tiene una cifra de 41 millones de euros, también una importante diferencia respecto al Atlético.

Eibar o Qarabag, muy por debajo en presupuesto

Y es que la excusa del presupuesto, ya demasiada utilizada en el entorno rojiblanco, deja también al descubierto al Atlético de Madrid y especialmente a Simeone, que con este argumento debería ganar partidos como el de este sábado ante el Eibar o el de hace dos semanas en Vigo, donde cayó claramente pese a que el Celta también cuenta con un presupuesto menor.

El fútbol no es una ciencia exacta. Por eso así se entiende que el Atlético, por ejemplo, haya llegado a dos finales de Champions League eliminando a equipos con mucho mayor presupuesto (Barcelona, Chelsea, Bayern de Múnich…) o haya ganado una Liga por delante de Barça y Madrid. Bien es verdad que es más difícil, porque cuenta con menos recursos, pero este mismo Atlético de Madrid quedó eliminado en la primera fase de la Champions al ser incapaz de ganar en ninguno de los dos encuentros al Qarabag, muy lejos en presupuesto y calidad de los rojiblancos.

Sin tirar del pasado, y únicamente haciendo referencia al presupuesto, principal argumento de Simeone, el Atlético debería haber ganado todos sus partidos en esta Liga, ya que los rivales a los que se ha enfrentado están por debajo en presupuesto: Valencia, Rayo Vallecano, Celta de Vigo y Eibar. Pese a ello, solo una victoria (por la mínima y sufrida) ante los madrileños y dos empates en Mestalla y ante los vascos.

El Eibar sacó los colores en el Wanda

Y es que no todo es presupuesto en el fútbol. Es un índice importante, pero no decisivo. Si este deporte solo se moviera por ello, algo que Simeone lleva dando a entender años, el Barcelona ganaría esta Liga y el Atlético de Madrid siempre quedaría tercero. Todo estaría ya cerrado. Pero dentro del fútbol, el pequeño puede ganar al grande y el Eibar, con un presupuesto infinitamente inferior, puede empatar en el Wanda Metropolitano.

Contra eso choca continuamente Simeone, que se reafirma en el discurso del presupuesto y eso le acaba condenando al empatar o perder contra equipos que tienen menos recursos, especialmente aquellos tan alejados como el Eibar.

Últimas noticias