Indignación en el Atlético con los arbitrajes: único equipo al que no le han pitado un penalti a favor

Indignación en el Atlético con los arbitrajes: único equipo al que no le han pitado un penalti a favor
Los futbolistas del Atlético de Madrid le protestan a José Luis Munuera. (Getty)
Comentar

En el Atlético de Madrid están que trinan con los arbitrajes recibidos en lo que va de temporada. La gota que ha colmado el vaso fue este fin de semana, durante el encuentro frente al Valencia. Neto, portero che, salió a por uvas y se llevó por delante a Diego Godín, haciendo que perdiese tres dientes. Esto hizo explotar al Cholo Simeone en rueda de prensa, quien ya se quejó de las decisiones de los colegiados en los últimos meses.

“Si esto no fue penalti, nos tienen que matar a uno para que lo piten”, dijo el técnico argentino en la sala de prensa del Metropolitano. Unas palabras que no acostumbran a salir de la boca del Cholo Simeone, pero que llegados al punto actual le hicieron explotar por todas las veces que el Atlético de Madrid ha salido perjudicado desde el inicio de la temporada.

Y es que el cuadro colchonero es el único equipo de la Liga que no sabe lo que es que le piten un penalti a favor. Recibirlos los han recibido, pero los árbitros han decidido mirar a otro lado. En la primera jornada del campeonato es el primer ejemplo: Gorka Iraizoz derribó a Griezmann. El último, el ya mencionado de Neto a Godín.

Todo lo contrario sucede cuando un futbolista cae en el área colchonera. Hasta tres penaltis – en Liga – le han pitado en contra al Atlético de Madrid. Las Palmas y Athletic erraron desde el punto de cal, pero la Real Sociedad es el único equipo que le ha conseguido meter una pena máxima a los hombres del Cholo Simeone.

Doble rasero arbitral

Pero los penaltis no son el único aspecto que tiene mosqueado al Atlético de Madrid. También creen que existe una doble vara de medir a sus acciones y en las del rival. Por ejemplo, Halilovic anotó el tanto de la victoria de Las Palmas frente al Málaga en el último minuto, desatando la locura en el Estadio de Gran Canaria. El futbolista croata fue a celebrar el gol con la afición, sin que recibiese cartulina amarilla. Todo lo contrario a lo que pasó con Diego Costa frente al Getafe.

El killer de Lagarto vio la segunda amarilla durante la celebración de su primer gol en el Metropolitano tras su regreso a la entidad colchonera. Una decisión arbitral justa siguiendo el reglamento, pero con poco tacto, sin entender la situación del momento. Además, Carrasco también vio una tarjeta por este mismo motivo después de hacerle un gol al Sevilla en el nuevo estadio del Atlético de Madrid. Estas dos decisiones también han sido determinantes para el enfado del club rojiblanco, que también las comparan con la de Halilovic.

Últimas noticias