Wanda vendió sus acciones del Atlético 2,5 veces por debajo de su precio de mercado

wanda
El Atlético de Madrid se queda sin participación china.
Comentar

El conglomerado empresarial Dalian Wanda Group ha dado la espantada del Atlético de Madrid. El grupo chino, con serios problemas de liquidez tras un enfrentamiento con el gobierno de su país, se ha visto obligado a vender sus acciones bajo precio de mercado al multimillonario israelí Idan Ofer.

De cara al público, Wang Jianlin no ha perdido dinero en la operación, ya que ha recuperado la inversión que realizó en diciembre de 2014 cuando se compró casi una quinta parte del club por 45 millones de euros. Este miércoles se ha podido saber que Wanda recibirá una cantidad próxima a los 50 millones por ese paquete accionarial –ahora rebajado al 18% del club– gracias a que Idan Ofer ha querido ampliar su poder en la estructura colchonera hasta el 33%.

El empresario israelí entró el pasado mes de noviembre a través de una ampliación de capital que le otorgó el 15% del club por 50 millones de euros, destinados a pagar los salarios de los futbolistas colchoneros. Ofer ha incrementado su participación logrando que Wanda venda a precio de saldo su participación teniendo en cuenta la valoración que realiza Forbes del club.

Según la publicación norteamericana, el club rojiblanco vale 675 millones de euros y Wanda habría vendido su paquete valorando al equipo en 277,7 millones de euros, una cantidad muy inferior, casi 2,5 veces al valor real del club que ha alcanzado la final de la Champions en dos de las últimas cuatro ediciones.

La valoración de Forbes, según expertos consultados por OKDIARIO, subirá exponencialmente en las próximas temporadas, ya que no se contabilizaba los ingresos potenciales del nuevo Metropolitano. El coliseo rojiblanco podría generar 40 millones de euros al año por su explotación.

Wang Jianlin, ahogado por su propio país, ha tenido que hacer las maletas de inmediato y no se descarta que también abandone el patrocinio que tiene firmado con la FIFA. El empresario chino debe de vender e intentar perder el menor dinero posible. Idan Ofer ha estado atento y con liquidez suficiente como para hacer frente a la venta. 

El accionariado rojiblanco queda de la siguiente manera: la familia Gil controla el 50%, Ofer a través de Quantum Pacific Group alcanza el 33%, a Enrique Cerezo le queda un 15%, mientras que un 2% es propiedad de inversores minoritarios.

Últimas noticias