Leo Messi lideró el plantón a la FIFA en ‘The Best’

Leo Messi dialoga con Bartomeu en las instalaciones del Barça en Sant Joan Despi.

Leo Messi encabezó la iniciativa de los jugadores del Barcelona para no acudir a la gala de premios de la FIFA, The Best. El argentino tomó esta decisión tras no sentirse respaldado por la directiva del equipo culé y quiso que fueran ellos los que dieran la cara ante el máximo organismo del fútbol mundial. Bartomeu, que no tenía previsto acudir a Zürich, tuvo que cambiar su agenda para estar en la gala FIFA.

Al astro argentino le ha sentado muy mal que el Barcelona no haya realizado una campaña a favor de su candidatura para ganar el premio The Best, como sí considera que el Real Madrid ha puesto todos los medios a su disposición para que Cristiano Ronaldo acabase llevándose el galardón de la FIFA.

La decisión de Messi se gestó en complicidad con Gerard Piqué. Ambos están molestos con el inmovilismo en los temas que rodean al club y quisieron dar un escarmiento a Josep María Bartomeu. El central, sin ir más lejos, se siente sólo y desprotegido por la organización en su cruzada contra los árbitros, llegando a decirse textualmente en el vestuario que: “Esto no pasaba en la era Laporta”. Una frase de las más dañinas que puede decir un futbolista al equipo de trabajo de Bartomeu.

Messi comunicó por sorpresa su decisión de plantar a la FIFA tras el entrenamiento del lunes contando con el apoyo de Piqué y la inestimable ayuda de su amigo Luis Súarez, que ya era baja segura para la gala. El charrúa no quiere saber nada del organismo dirigido por Gianni Infantino desde que fuese sancionado con cuatro meses sin jugar tras su mordisco a Chiellini en el Mundial de Brasil 2014.

Iniesta intentó que Messi cambiase de opinión

El único que no se alineó con Messi fue un Andrés Iniesta que sí estaba dispuesto a acudir en solitario a la gala, aunque finalmente fue el encargado de grabar el vídeo de disculpa con la FIFA. El capitán, que también tiene sus motivos para estar molesto con la Junta por su no renovación, quiso intentar conciliar a ambas partes, pero el descontento general de las estrellas con Bartomeu es patente.

Por si fuera poco, Luis Enrique dejó claro en rueda de prensa que va por libre para enfado de su núcleo duro. No entienden porque el asturiano atacó a Piqué con el tema arbitral y creen que el técnico lo único que quiere es renovar a cualquier precio. De ahí sus extrañas decisiones de alinear a André Gomes antes que a Rakitic o dar un toque a Jordi Alba en el campo del Villarreal.

Comentar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¡Síguenos en Facebook!