Sexología

Qué es el petting: descubre esta práctica sexual

El petting varía en gran medida en función de quién lo practica. Por lo tanto, puede ir desde unos besos y caricias por encima de la ropa hasta el sexo oral.

petting
El petting varía en gran medida en función de quién lo practica.

El petting es una práctica sexual relativamente común entre adolescentes. Se trata de un anglicismo que deriva del verbo “to pet”, que se refiere a las caricias íntimas que aumentan la excitación sexual de la pareja, pero sin que haya penetración.

El petting varía en gran medida en función de quién lo practica. Por lo tanto, puede ir desde unos besos y caricias por encima de la ropa hasta el sexo oral. Quienes realizan esta práctica pueden alcanzar el orgasmo.

¿Qué tipos de petting existen?

  1. Grado I: el primer grado del petting se refiere a las prácticas más suaves, como darse la mano, acariciarse o darse algunos besos.
  2. Grado II: consiste en ir un paso más allá, de modo que la pareja introduce caricias más íntimas. Aún así, siempre se realizan sobre la ropa, y en algunos casos se pueden realizar movimientos que imitan las relaciones sexuales.
  3. Grado III: en este caso las caricias sexuales se realizan por debajo de la ropa. El abanico es muy amplio, de forma que ambas partes pueden desde meterse la mano por debajo de la ropa hasta realizarse caricias en los genitales estando totalmente desnudos. El Grado III también engloba el sexo oral y la masturbación. A la hora de practicar sexo oral, es importante tomar las medidas de precaución necesarias para evitar enfermedades de transmisión sexual.

¿Cuáles son sus ventajas?

Esta es una práctica sexual muy extendida entre los más jóvenes, ya que se trata de una forma efectiva de prevenir los embarazos no deseados. Permite alcanzar el clímax sin necesidad de que haya penetración.

Además, muchos expertos coinciden en que el petting es muy efectivo en determinadas terapias sexuales. Ayuda a las parejas a solucionar muchos problemas sexuales, como la anorgasmia o la impotencia.

En las terapias los especialistas aconsejan a las parejas no tener relaciones sexuales y limitarse única y exclusivamente al petting, para conocer de forma progresiva qué es lo que le gusta a la otra parte. Además, gracias a esta práctica cada miembro de la pareja puede experimentar qué es lo que le gusta y cuáles son sus sensaciones.

Gracias a esta práctica desaparece casi por completo la ansiedad propia de las relaciones sexuales, en las que en ocasiones las parejas se ven obligadas de algún modo a llegar al orgasmo.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias