El sexo no termina en el clítoris

¿Cuáles son las partes más sensibles al orgasmo femenino?

orgasmo femenino
mujer-orgasmo-femenino

Al contrario de lo que pueda pensar la inmensa mayoría, el sexo no empieza ni termina con las zonas genitales. Existen muchas otras partes del cuerpo previstas de poder sexual, a través de las cuales en algunos casos, son incluso más efectivas para hacer llegar al orgasmo femenino.

En el año 2011, la revista especializada Journal of Sexual Medicine publicó un estudio a través del cual intentó dilucidar las partes del cuerpo más sensibles de las mujeres y con mayor poder de interacción para alcanzar el mayor grado de excitación y así acelerar la llegada del clímax. Los resultados te van a sorprender.

Los pezones, el mejor aliado para alcanzar el orgasmo femenino

La respuesta estaba más cerca de lo que muchas personas podían pensar. Y es que según reveló este estudio, los pezones liberan oxitocina cuando son estimulados de la forma correcta mediante un proceso biológico similar al periodo de lactancia.

No obstante, y pese a que algunas mujeres reconocen haber alcanzado el orgasmo únicamente con la interacción con sus pezones, deben ser tomados como un aliado durante el coito. Para ello, tocarlos hasta endurecerlos, el contacto con la saliva y la intensificación de ambas técnicas propiciarán no solo que el clímax llegue antes, sino que sea mucho más intenso.

sexo en la playa

El sexo vaginal no es solo la penetración

Continuando con el apartado anterior, igual que no resulta nada sencillo llegar al orgasmo únicamente con la excitación de los pezones, tampoco lo únicamente mediante la penetración.

Para ello, interactuar previamente con las diferentes partes de la vagina, especialmente con el clítoris, y yendo de menos a más durante el proceso, ayudará a tu pareja a alcanzar mucho antes el orgasmo.

El cuello y la oreja son grandes aliados

Se trata de dos zonas en las que existe un elevado número de terminaciones nerviosas, por lo que no descuidar ninguna de éstas es altamente recomendable para acelerar el ritmo circulatorio y propiciar mucho antes el momento del clímax.

Para ello, las caricias y la lengua serán tu mejor compañero en este proceso. Úsalo adecuadamente, sin prisa, acelerando el ritmo conforme vayáis entrando en materia, y te aseguramos que vuestras relaciones sexuales serán mucho más completas y ella experimentará mejores orgasmos.

Últimas noticias