Salud

Cómo es una reacción alérgica retardada

reacción alérgica retardada
Aprende cómo es una reacción alérgica retardada

Aprende a reaccionar ante una reacción alérgica tardía

Una reacción alérgica retardada o tardía, también llamada respuesta de hipersensibilidad alérgica retardada, es una reacción alérgica que comienza entre 24 y 72 horas (aproximadamente entre uno y tres días) después de la exposición a algún alérgeno.

Una reacción alérgica, o reacción de hipersensibilidad alérgica, es una reacción del sistema inmune del organismo ante una sustancia que normalmente es inocua.

Qué es la reacción alérgica retardada

En algunos casos, la reacción alérgica retardada puede retrasar su manifestación mucho más tiempo que las 72 horas. Por ejemplo, en la enfermedad del suero, puede aparecer hasta una semana después.

Una reacción alérgica tardía es producida por variados alérgenos y puede llegar a ser algo difícil de diagnosticar. Generalmente, las reacciones alérgicas se suelen asociar con exposiciones recientes y con aparición de síntomas de forma inmediata.

Pero también hay que tener en cuenta que no todas las reacciones de hipersensibilidad son de tipo alérgico, ya que hay reacciones de hipersensibilidad que no se consideran alergias porque no interviene el sistema inmunitario.

Un error conceptual que se ha transmitido tradicionalmente considera que las alergias son reacciones exageradas del sistema inmune, pero es necesario señalar que no tiene por qué ser así.

La clave de una reacción alérgica no es la intensidad, sino que la respuesta es errónea y el sistema inmune reacciona frente a determinada sustancia a dosis toleradas por personas sanas e inocuas para ellas.

Los alérgenos, es decir, las sustancias que desencadenas las reacciones alérgicas, actúan como antígenos.

En un primero contacto con el alérgeno, por ejemplo, el polen de una planta, las células presentadoras de antígeno, macrófagos y otras, lo captan y lo procesan.

Los linfocitos T interactúan con el antígeno presentado e interaccionan a su vez con los linfocitos B, las células del sistema inmune encargadas de la producción de anticuerpos y de la inmunidad humoral.

Los linfocitos B se transforman en células plasmáticas y producen anticuerpos tipo IgE, inmunoglobulina E, frente a ese alérgeno.

Finalmente, este anticuerpo es reconocido por otras células del sistema inmune, principalmente por los mastocitos y los basófilos, que lo fijarán y lo presentarán en su superficie.

Este proceso puede llevar desde pocos días hasta años y puede requerir varias exposiciones al alérgeno. Esto se conoce como período de sensibilización y durante el mismo no hay síntomas de alergias ni reacción alérgica retardada.

En un contacto posterior con el mismo alérgeno, el sistema inmune responderá directamente con el anticuerpo específico que ya produjo y que se encuentra en la superficie de mastocitos y basófilos.

Temas

Lo último en Curiosidades