Agua

¿Por qué la espuma es siempre blanca, aunque el jabón sea de color?

espuma
Descubre por qué la espuma es siempre blanca, aunque el jabón sea de color

Aunque la espuma se puede lograr de diversos tonos, por lo general siempre es blanca

Esta es una historia de sobra conocida y que ocurre siempre: te compras un gel con un color súper bonito, pensando en ese baño de espuma, dicho sea de paso, del citado color, que te vas a dar tan relajante y maravilloso para tus sentidos será único. Pones la bañera a llenar con el producto y cuando miras, ¡oh, sorpresa! La espuma es de color blanco, por lo que surge la eterna pregunta: ¿Por qué la espuma es siempre blanca, aunque el jabón sea de color?

Para entender bien lo que pasa y que no te lleves otro chasco igual, te vamos a dar la explicación de por qué sucede este fenómeno físico, cuya realidad es muy sencilla, y también cómo es posible conseguir que cambie este hecho y obtengamos un divertido baño con espuma de colores.

Explicación sobre por qué la espuma es siempre blanca, aunque el jabón sea de color

La espuma se forma a partir de los siguientes componentes básicos, que son aire, agua líquida y gel o jabón, formando un conglomerado que se encuentra integrado por esferas de agua con una mínima cantidad de jabón y rellenas por el aire, las cuales al llevar tan poca cantidad de gel, son transparentes, lo que hace que cuando la luz incide sobre las citadas esferas, se produzcan múltiples reflexiones de esta sobre la superficie de la burbuja que es transparente, dispersando la luz que se ve blanca.

Esto también es debido a que el uso del jabón es más corriente para formar burbujas que para darles color a estas, por lo que con suerte se formará una gran cantidad de espuma, pero eso sí, de color blanco, por los motivos que ya hemos visto.

Pero, ¿qué podemos hacer para conseguir que esta espuma tenga color aunque sea un ligero matiz? La respuesta es sencilla, si el color blanco se debe a que el jabón está presente en una cantidad mínima, la solución es comprar un gel que tenga un color intenso y aumentar considerablemente la cantidad que le añadimos al agua mientras se disminuye la cantidad de esta al llenar la bañera. Por tanto, cuanto más jabón y menos agua, más probabilidad de que la espuma adquiera color según deseemos y a tenor del que estemos usando.

Tomar un baño es un placer que todos podemos disfrutar pero sí además lo podemos tener con bonitos colores y buen aroma, mucho mejor.

Temas

Últimas noticias