Deporte

¿En qué consiste la lucha senegalesa?

lucha senegalesa
Aprende en qué consiste la lucha senegalesa

Entre los muchos tipos de luchas en el mundo, la senegalesa es especialmente singular y feroz

La lucha senegalesa es originaria del sur de Senegal y ha conquistado al público aficionado a las luchas por su feroz y primitivo estilo.

Este es un combate del género grappling se asemeja bastante al Sumo. Si bien está permitido golpear al oponente con los puños, se considera más elegante y profesional no hacerlo. Los luchadores consideran que es más honorable derribar al oponente sin necesidad de utilizar los golpes.

Orígenes de la lucha senegalesa

Las versiones tradicionales de esta lucha eran llamadas “mbappat”, pero en la actualidad se le conoce como “laamb”. Es un tipo de lucha que otorga enorme prestigio y honor a los contendientes y a quien gane el torneo que se realiza cada año se le adjudica el título de Rey de las Arenas.

El laamb es una lucha tradicional que comenzó a practicarse aproximadamente hace más de diez siglos y se ha convertido en el deporte nacional, con más relevancia que otros deportes que se practican en el país, como el fútbol.

Este tipo de lucha comenzó como un torneo local entre las aldeas cercanas en el siglo XII o XIII, que probaban a sus mejores hombres para defender el honor de su aldea, año tras año.

El arte marcial practicado en Senegal está cargado fuertemente de las creencias y los simbolismos de su cultura y sus tradiciones.

Todos los combatientes se preparan física y mentalmente antes de los torneos y fundamentalmente se encomiendan a la santería, respaldados por los brujos y los chamanes de la aldea en que viven de forma habitual.

Los cantos de las mujeres (baccou) y las percusiones que hacen, comienzan una vez que el luchador emprende el camino hacia el lugar donde se realizará la contienda. Allí es cuando los brujos o marabouts entonan sus cánticos y conjuros para proteger a sus luchadores y al mismo tiempo debilitar las fuerzas de sus oponentes.

Los luchadores usan vestimentas similares y llevan el cuerpo casi desnudo. Solo visten un taparrabos o mbap y se atan distintos tipos de amuletos o xons al cuerpo para conseguir mejor protección de la santería y lograr tumbar a su oponente.

Antes de que comiencen las batallas, se realizan cierto tipo de rituales que alcanzan a durar hasta dos horas y donde los hechiceros lanzan sus conjuros mientras que los peleadores se espolvorean por todo el cuerpo cenizas, tierra, diferentes ungüentos y abundante agua bendecida por sus marabouts.

Últimas noticias