Curiosidades

Características principales de la artesanía mexicana

artesanía mexicana
Los sombreros, ejemplos de artesanía mexicana
Comentar

La artesanía mexicana es una expresión cultural que ha trascendido de generación en generación transmitiendo una forma de ver y entender el mundo. En México el trabajo de la artesanía sirve como forma de vida de muchas comunidades en su importante lucha a la hora de reivindicar la identidad gracias al talento de sus artesanía.

Ejemplos de artesanías 

Vamos con unos ejemplos de artesanías:

Sombrero charro

El típico de jinete mexicano, es de los elementos más típicos. Está fabricado con piel de conejo. Para su decoración es necesario un trabajoso bordado a mano con hilos multicolores de un único tono. Durante un tiempo fue considerado un símbolo de estatus en lo social, puesto que eran los dueños de las haciendas los que llevaban los más elegantes.

Sarape

Es una prenda de ropa masculina que se empezó a usar como abrigo a la hora de protegerse de las noches de bajas temperaturas en campo abierto. Está fabricado en telares tradicionales de madera usando hilo de lana o de algodón. Debe contar con un rombo bordado como sello de autenticidad.

Artesanía de barro negro

Este tipo de artesanía es emblemático para el estado de Oaxaca. Es muy apreciada en el resto del país, donde se hace más concretamente en el pueblo oaxaqueño de San Bartolo Coyotepec, de donde extraen la materia prima y se realizan estas bellas piezas ornamentales. Como curiosidad de ella sale el sonido cristalino que se produce al tocarla.

Talavera

Es la artesanía más famosa de los estados de Puebla y Tlaxcala. Se introdujo hace más de cuatro siglos por los colonizadores de España, que a su vez importaron las técnicas de la famosa alfarería árabe.

Está reconocida como patrimonio de la humanidad y cuenta con su propia denominación de origen. La losa vidriada se somete a un proceso de horneado y esmaltado que le da el acabado brillante que suele caracterizarla.

Alebrije

Otra de las artesanías mexicanas de mayor extravagancia. Lo vivo de sus colores y la originalidad que tienen sus formas hacen que se representen seres que parecen haber venido de otro mundo.

El creador, Pedro Linares, optó por usar sus habilidades en el campo de la artesanía, para poder recrear las fantásticas criaturas que solía ver entre sueños mientras estaba convaleciente de una enfermedad grave, sin saber que se convertiría en todo un emblema del arte popular mexicano.

Así que ya sabes, si visitas México que sepas que tienes mucho arte del que disfrutar.

Últimas noticias