Conoce las olas de piedra

Conoce las olas de piedra
Arizona. el estado donde se encuentran las olas de piedra
Comentar

Las olas de piedra se encuentran en una insólita zona natural que está en el estado de Arizona (Estados Unidos), y que pertenece a la reserva Paria Canyobn-Vermillion Cliffs Wilderness y que se llama popularmente  The Wave ( ‘la ola’). La forma tan particular de estas solas de piedras areniscas en varios tonos, con remolinos y giros, es resultado del paso de la erosión del viento durante siglos. 

Los científicos dicen que las que fueron dunas de arena pasaron a convertirse en roca dura y compacta, produciéndose una calcificación en capas verticales y horizontales, dando el aspecto tan increíble que hoy en día tienen.

Para conocer las olas de piedra es necesario un pase

Si queremos conocer este lugar es necesario solicitar un permiso de acceso y se conceden unos diez al día. Sin lugar a dudas, hablamos de una cuota bastante reducida. El motivo es que hablamos de una formación de la naturaleza bastante frágil en la que los visitantes tienen que tener precaución para no causar daños en el mismo entorno.

Quienes quieren viajar a este lugar, tienen que solicitar este pase al centro de visitantes de Kanab con varios meses de antelación. Eso sí, no todos está perdido para quienes quieren ver las olas de piedra sin la solicitud, puesto que diariamente se hace un sorteo de diez pases entre los excursionistas que llegan hasta allí sin ella.

Además del desafío que es conseguir el pase, antes no se llegaba a ofrecer mapa alguno para orientarse en el recorrido, solo las instrucciones que daban los guardar de este paraje. Actualmente por la gran cantidad de personas que se perdían en la zona, ahora, además del permiso para visitar este lugar, vienen las coordenadas en GPS de varios puntos de la ruta y un mapa fotográfico. Esto no hace que con frecuencia algunos visitantes tengan problemas de orientación.

Piensa en la época en que las visitas

Es necesario tener en cuenta esto, puesto que en verano la zona puede llegar a alcanzar con frecuencia temperaturas del orden de cuarenta grados centígrados. Todo ello hace que si el plan es visitar “The Wave” en los meses veraniegos, el viaje hay que empezarlo muy temprano, llevar agua , algo de comida y la cabeza deberá estar optimamente cubierta con una gorra o sombrero.

Estamos ante un lugar muy bello que merece la pena visitar, aunque como has podido ver, no es tan fácil ser uno de los afortunados en poder disfrutarlo.

Últimas noticias