¿Dejaremos de hacer el amor en 2030?

sexo
David Spiegelhalter prevé el fin de nuestras relaciones sexuales para ese año por culpa de la tecnología
Comentar

Te quedan 12 años de practicar sexo. Dicho así, asusta un poco, ¿verdad? Haces bien en sentir temor, ya que es la conclusión a la que ha llegado David Spiegelhalter. El profesor de la universidad de Cambridge ha llevado a cabo un estudio cuya principal conclusión es que dejaremos de hacer el amor en el año 2030.

La investigación de Spiegelhalter nos indica que el promedio de relaciones sexuales mantenidas en las parejas era de cinco al mes en el año 1990. Una cifra que ha ido disminuyendo con el paso del tiempo: en el año 2000 se redujo a cuatro y una década después, en 2010, el número de encuentros bajó a tres. Haciendo un cálculo rápido nos damos cuenta de que en veinte años la frecuencia con la que mantenemos sexo con nuestra pareja se ha reducido en un 40%. Por lo que, de seguir así esta tendencia, cuando llegue el año 2030 habremos dejado de hacer el amor.

sexo
Qué prefieres: ¿ver un capítulo, navegar por internet o intimar con tu pareja?

Esta teoría no la sostiene únicamente el profesor de la universidad de San Diego, sino que ha sido respaldado por otro estudio científico de la universidad de San Diego en el que se indica que los jóvenes de ahora (los llamados milenials) tienen menos sexo del que sus padres tenían a su misma edad.

¿A qué se debe esta tendencia negativa?

Según argumentan los responsables de la investigación, la gran culpable de que las parejas cada vez hagan menos el amor la tiene la tecnología, además de las redes sociales y las series. Hace unos años no existían los dispositivos móviles y la gente le dedicaba más tiempo a estar en pareja. Sin embargo, con la popularización de las redes sociales y de servicios como Netflix la tendencia es que muchas personas prefieren ver el último capítulo de su serie favorita o navegar por internet en lugar de interactuar con su pareja.

Así que si no queremos cambiar la tendencia para que el sexo no desaparezca en 2030, la solución está clara: desconectarnos de la tecnología para dedicarle más tiempo a las relaciones físicas.

Últimas noticias