Insectos, ¿el alimento estrella de 2018?

Insectos
La Unión Europea permite comercializar productos fabricados a base de insectos desde el 1 enero

El inicio de año suele llegar con novedades en diversos campos. En el de la alimentación nos encontramos con que los insectos han sido autorizados como nuevos alimentos por la Unión Europea, por lo que desde este 2018 será posible comercializar productos fabricados a base de insectos. Aunque son una parte habitual de la dieta en países como China, México o el Congo, en Europa la costumbre de comer insectos no está muy extendida, algo que puede cambiar a partir de ahora con su regulación por la Novel Food

Insectos
Insectif, barritas energéticas hechas a base de grillos por tres emprendedores españoles

Los fabricantes de este tipo de productos hablan de que los insectos son la comida del futuro. Argumentan que aportan el doble de proteínas que la ternera y el doble de calcio que la leche. El triple de hierro que las espinacas y hasta diez veces más vitamina B12 que el salmón. Además, contienen magnesio, omega 3 y 6, zinc, así como todos los aminoácidos esenciales. Y no tienen gluten.

Otras razones para mirar con buenos ojos a estos alimentos es que su producción de este es más sostenible, ya que los insectos necesitan muchos menos recursos que la ganadería tradicional (dos mil veces menos cantidad de agua, doscientas veces menos terreno y doce veces menos alimento), al igual que su nivel de contaminación es mucho menor (cien veces menos contaminantes).

Insectos
Bitty cataloga sus productos como “buenos para la gente, buenos para el planeta, saludables y deliciosos”

“Los insectos son el superalimento que ayuda a la recuperación muscular y al correcto funcionamiento de nuestro organismo”, explican los responsables de Insectfit, tres alicantinos que han apostado por la elaboración de unas barritas energéticas hechas con grillos que se pueden comercializar desde el 1 de enero de 2018.

No es el único producto de este tipo en el mercado. En San Francisco (Estados Unidos) se fabrican Chiridos, un snack inspirado en los tradicionales chapulines mexicanos que está hecho a base de harina de grillo, “una sabrosa fuente de nutrición sostenible, repleta de proteínas, grasas saludables y micronutrientes”.

Y tú, ¿te animas a probar alguno de estos productos hechos con insectos este 2018?

Comentar

Últimas noticias