Blanquamiento de pene, la tendencia que causa furor en Tailandia

Blanquamiento de pene
Unos cien pacientes al mes se someten al blanqueamiento de pene en el Hospital Lelux de Bangkok

El blanqueamiento dental es algo habitual en nuestra sociedad. Hace unos meses se puso de moda también blanquearse el ano. Y la última tendencia es el blanqueamiento de pene, que está causando furor en Tailandia. No extraña que haya sido allí, ya que se trata de un país en el que la piel oscura se asocia con el trabajador obrero y la pobreza, mientras que la piel clara se vincula con la clase acomodada.

El Hospital Lelux de Bangkok, conocido por sus tratamientos de blanqueo de distintas partes del cuerpo, es el que ofrece este servicio que se está haciendo muy popular entre los hombres homosexuales. Utilizando un láser blanqueador, en cinco sesiones que cuestan alrededor 650 dólares (unos 550 euros) se consigue aclarar el color de los genitales masculinos.

La mayoría de las personas que se someten a este tratamiento tienen edades comprendidas entre los 22 y 55 años. A pesar de lo ser un proceso muy delicado por la zona del cuerpo en la que se realiza, pacientes de Myanmar, Camboya o Hong Kong han volado exclusivamente hasta Tailandia para someterse a él.

Blanquamiento de pene
La noticia ha provocado que haya que pedir cita para someterse a un blanqueamiento de pene con una semana de antelación

También está disponible el blanqueamiento de vagina

El Lelux Hospital comenzó a ofertar este servicio hace unos seis meses, cuando uno de sus pacientes se quejó de que tenía las partes íntimas “demasiado oscuras”. El revuelo que se ha generado en las redes sociales ha servido de efecto llamada, y la demanda no para de crecer. Fuentes del hospital informan que hasta cien pacientes al mes (unos tres o cuatro diarios) están pasando por sus dependencias para someterse a un blanqueamiento de pene. Además, las mujeres también tienen la posibilidad de blanquear sus genitales, ya que el tratamiento también se ofrece para vaginas.

El Ministerio de Salud Pública tailandés mira con recelo hacia esta técnica, y ya ha mostrado su preocupación por los posibles consecuencias que pueda tener en el sistema reproductivo de los pacientes y a la hora de mantener relaciones sexuales: “El blanqueamiento de pene con láser no es necesario, desperdicia el dinero y puede ocasionar más efectos negativos que positivos”.

Comentar

Últimas noticias