Curiosidades

Un acontecimiento tan peculiar como misterioso

¡Increíble! El mar de telarañas existe y está en Nueva Zelanda

arañas
¡Increíble! El mar de telarañas existe y está en Nueva Zelanda
0 Comentar

Halloween se acerca y hasta la misma naturaleza lo sabe. Habíamos hablado de paisajes extraños pero nunca nos esperaríamos que existiera un “mar de telarañas”. Hablamos de un parque de Bahía de Plenty (Nueva Zelanda) un lugar que se ha convertido en tendencia mundial gracias a un curioso vídeo de Youtube en el que pueden verse como el viento genera unas extrañas ondulaciones. Un paisaje tan peculiar como misterioso que se basa en las telarañas de miles de pequeñas arañas. 

Un extraño oleaje

La historia comienza con la típica visita de una familia a uno de sus parques favoritos. Todo parecía normal pero de repente, la matriarca de la familia, Tracey Maris, se fijó en que la hierba no se veía igual que siempre. Por eso decidió acercarse e inmortalizar con su móvil un vídeo que ha generado más de 200.000 visualizaciones en Youtube. Una amplia zona estaba recubierta por una especie de seda blanquecina bastante extraña que cambiaba su movimiento según el sentido del viento ¡Eran telarañas!

Cabe destacar que en cuanto la buena de Tracey se percató de este aspecto decidió echarse unos pasos atrás. Un acto necesario, ya que cada una de esas telarañas de 30 metros de largo estaban llenas de pequeñas arañas negras en su parte superior. Posteriormente se demostró que los arácnidos habían inundado esa zona elevada porque buscaban refugiarse de las inundaciones del ciclón Cook. Por el momento, y según apuntan desde la revista Live Science, ha sido imposible determinar cual fue la especie que pudo realizar tal acto, algo que ha convertido esta anécdota en un auténtico misterio.

Un trabajo conjunto

arañas
Las telarañas llegaban a medir más de 30 metros de longitud

Los investigadores aseguran que este extraño mar de telarañas estaba conformado por varios tipos de seda de propiedades completamente diferente. Un dato que no significa que sean de distintas especies, sino de un número enorme de arañas con distintas formas de construir su propia “casa”. Lamentablemente, los científicos no pudieron analizar de mejor forma el proceso porque un perro que jugueteaba por la zona decidió acabar en escasos segundos con el arduo trabajo de las arañas. El resto de los pedazos de este extraño paraje fueron eliminados por completo a causa de una tormenta eléctrica. Todo un misterio.

Últimas noticias

Lo más vendido