San Fermín 2018

San Fermín 2018: un mozo corneado en el rápido y peligroso encierro de los Jandilla

Jandilla San Fermín
Encierro de los toros de Jandilla en San Fermín 2018. (Foto: AFP)
Comentar

Los toros de Jandilla han protagonizado el sexto encierro de las fiestas de San Fermín 2018, seguramente el más violento de todos, con astados lanzados -tienen fama de veloces, y así se han comportado- y algunos ejemplares que han optado por hacer el recorrido distanciados de la manada.

La carrera ha durado 2 minutos y 24 segundos en la misma línea que el resto de los encierros de este año que están resultando muy rápidos, y al término de la misma, según el primer parte médico, cuatro corredores han tenido que ser trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra, el herido por asta y otros tres más por contusiones.

La torada ha partido agrupada y encabezada por los cabestros de los corrales de Santo Domingo, pero a los pocos metros un toro negro se ha puesto en cabeza ganando unos metros a sus hermanos y protagonizando los primeros momentos de peligro.

En la entrada de la plaza del Ayuntamiento el animal se ha ido contra el vallado derecho, donde ha barrido a varios corredores y ha enganchado a uno de ellos, al que ha corneado y arrastrado unos metros quedándose finalmente con su faja.

Padilla se despide de Pamplona

Después de atravesar Mercaderes sin mayores incidencias, ese mismo astado ha chocado en la curva de Estafeta empotrando a un mozo contra el vallado y cayendo al suelo a continuación, lo que ha ralentizado algo su veloz carrera en este tramo en el que la manada se ha estirado.

Jandilla San Fermín
Encierro de los toros de Jandilla en San Fermín 2018. (Foto: EFE)

Este jandilla se ha quedado rezagado unos metros de sus compañeros, mientras el resto del grupo encabezado por los mansos ha enfilado la calle Estafeta sin prestar atención a los corredores, que poco a poco han ido encontrando hueco entre los animales, lo que les ha permitido acercarse a sus astas.

El último tramo de la Estafeta lo han hecho en dos grupos, los mansos con cuatro toros por delante y bastante estirados y los dos restantes a unos metros de distancia.

Asimismo han atravesado Telefónica y el callejón, donde también se han podido ver algunas caídas de corredores y de igual forma han entrado en la plaza, donde los cuatro primeros astados se han dirigido directamente a los chiqueros.

Mientras estos entraban en los corrales, uno de los toros rezagados ha accedido al coso, donde ha tropezado con un corredor caído en el suelo sin ir a por él y continuando su recorrido, al tiempo que el último astado llegaba también a la plaza y sin incidencias se han dirigido los dos a los corrales.

Los jandillas serán lidiados esta tarde en el coso pamplonés por Juan José Padilla, en su despedida, Cayetano Rivera y Roca Rey, en su segunda tarde en estos Sanfermines.

Últimas noticias