San Fermín 2018

‘Milagro’ en San Fermín: ningún corneado en el peligroso encierro de los Núñez del Cuvillo

Núñez del Cuvillo en San Fermín 2018
Encierro de los toros de Núñez del Cuvillo en San Fermín 2018. (Foto: AFP)
Comentar

Los Núñez del Cubillo han protagonizado el quinto encierro de San Fermín 2018, que ha durado cerca de tres minutos y con una manada primero estirada y finalmente rota, con un astado rezagado que se resistía a entrar en corrales. Los pitones han pasado muy cerca de los mozos pero milagrosamente no hay que lamentar corneados.

La carrera, que ha durado 2 minutos y 50 segundos, ha comenzado a las ocho de la mañana. La manda ha salido unida pero en seguida un toro negro se ha colocado en cabeza en el tramo derecho y ha mirado y hecho varias menciones a los mozos si bien no ha llegado a embestir a ningún corredor.

Conforme ha continuado la carrera por el tramo del Ayuntamiento, la manada se ha ido alargando y, al llegar a la curva de Mercaderes se han producido dos momentos de peligro muy seguidos. Un toro jabonero, que se ha adelantado a sus hermanos y ha continuado el resto de la carrera solo, ha golpeado en la curva a un corredor tirándolo al suelo.

Momentos después, un toro negro ha golpeado a otro mozo en la misma curva. Un tramo donde varias reses han chocado contra el vallado al tomar la curva cerrada y en el que un grupo de mozos han sufrido varias caídas.

Enfilados por Estafeta, la manada se ha estirado dando la oportunidad a los mozos para encontrar su hueco y protagonizar carreras delante de los astados. A unos metros por delante continuaba solo el toro jabonero que, cerca del final de la recta, se ha tropezado pero ha conseguido continuar la marcha por delante de la manada.

Tras pasar la curva de Telefónica y cerca del callejón de la Plaza de Toros, varios corredores se han caído en grupo provocando que algunos toros se tropezasen al chocar contra los mozos que se encontraban en el suelo.

La manada se ha levantado sin problemas y se ha dirigido a chiqueros a excepción de un toro que ha tenido que ser ayudado por los mozos para levantarse en las inmediaciones del callejón y que, una vez dentro del coso, ha tenido que ser citado varias veces por los dobladores para dirigirle hasta los chiqueros.

Los astados serán lidiados por los diestros Antonio Ferrera, Andrés Roca Rey y Ginés Marín.

Últimas noticias