Toros

Ponce y Perera salen a hombros en la primera corrida de la Feria de Palencia

Ponce-Perera-Palencia
Enrique Ponce en una reciente faena (Foto: Efe).
0 Comentar

Los diestros Miguel Ángel Perera, que ha cortado tres orejas, y Enrique Ponce, que ha logrado dos, han sido los triunfadores de la primera corrida de la Feria de San Antolín de Palencia y han salido a hombros de la plaza.

Se han lidiado toros de Montalvo, bien presentados, de juego desigual, pero manejables. Faltos de raza los cuatro primeros, destacó el quinto por su movilidad y fondo, lo que le valió la vuelta al ruedo, mientras que el sexto ofreció casta.

La tarde estaba marcada por la expectación ante el reencuentro de Perera con la ganadería de Montalvo y como recuerdo de su actuación el pasado año en el mismo coso y los mismos oponentes, cuando indultó un ejemplar de la ganadería salmantina.

Jugó bien los brazos Ponce en su recibo a la verónica, ganando terreno a cada lance, cadencioso, preciosa la media de broche. Se agarró bien Quinta en el tercio de varas.

Deslucido el de Montalvo, un toro voluminoso, desrazado y de sosa embestida. Ponce protagonizó una faena tan voluntariosa como opaca sobre la diestra, en la media distancia en terrenos de rayas, muleta retrasada. Sin opciones de lucimiento al natural pues por ahí tuvo menor recorrido y se defendía el de Montalvo; se atascó con los aceros.

El cuarto castaño, claudicó al salir del caballo. Templada lidia de De la Viña. Se inventó Ponce una faena a un toro noble pero que salía con la cara a su aire. Jugó el de Chiva a la perfección con las querencias, sin apretarle. Trasteo a media altura, dándole tiempo al toro. Poncinas en el tramo final de una faena de largo metraje, muy jaleadas por un cariñoso público. A toro parado, dejó una gran estocada en la suerte contraria.

Perera lanceó a pies juntos al segundo, un toro veleto que se abría a la salida de cada lance. Lo midió en el peto Ignacio Rodríguez. Vistoso y original el quite a compás abierto por chicuelinas. Se desmonteraron Javier Ambel y Guillermo Barbero. Tras una apertura de faena marca de la casa, con cambiados por la espalda, el toro se vino abajo en un suspiro. Trasteo con altibajos, con un toro noble pero sin fuelle, en el tramo fin recurrió al arrimón. Soberbio espadazo.

Cuajado y voluminoso el quinto, un punto montado, que salió suelto del caballo. Se movió en el último tercio. Lo dejó venir el de Puebla de Prior, le costó cogerle la distancia en el tramo inicial, sin embargo cuando lo consiguió, le corrió bien la mano al natural. Un continuo volver a empezar, aquello no arrancaba. Faena más de continente que de contenido pero que fue de menos a más. Los mejores pasajes llegaron sobre la diestra en el tramo final de una faena Long-Play. Contundente espadazo, algo caído, tras manoletinas que calentaron a la parroquia.

Mucho tiempo en el peto el tercero, picó sin acierto Briceño. Poderoso con los palos Iván García, buena lidia de Joselito Rus. Desconfiado, falto de sitio y asiento Cayetano con un toro noble pero falto de raza. Sainete con la espada.

Se desquitó, a medias, Cayetano con el colorado sexto. Lo recibió con un particular toreo a la verónica. Tuvo sello propio la apertura del trasteo del que cerraba plaza. Fuera de rayas se puso sobre la diestra, le puso fibra al asunto con un toro de buen juego. Conjunto con intermitencias en el que dejó detalles aislados. Metió la mano con habilidad dejando una estocada trasera.

 

FICHA DEL FESTEJO:

Enrique Ponce, silencio tras tres pinchazos y dos descabellos y dos orejas tras una buena estocada.

Miguel Ángel Perera, oreja tras soberbio volapié y dos orejas tras una contundente estocada.

Cayetano, silencio tras una estocada que hace guardia y tres pinchazos, y silencio tras petición, estocada entera trasera.

Algo más de media entrada en tarde de agradable temperatura.

 

Últimas noticias

Lo más vendido