Exposición 'NI FLYERS NI PÓSTERS. 25 años de imagen de Sónar"

25 años de Sónar a través de su imagen: desde Maradona hasta la boda de las gemelas telequinéticas

Comentar

Dentro de las actividades organizadas para conmemorar y celebrar las bodas de plata de Sónar con la calidad musical se encuentra la exposición ‘Ni flyers ni pósters. 25 años de imagen de Sónar’. No es un exposición cronológica o lineal, sino una inmersión en el particular universo de Sergio Caballero, codirector de Sónar y la mente pensante detrás de las campañas promocionales del festival. Caballero es la persona detrás de ese original, y sumamente creativo, portfolio con el que Sónar lleva un cuarto de siglo presentandose al público. Un universo a veces fabuloso y sobrenatural, otras crudo y mordaz, o simplemente enternecedor.

La exposición es una gran instalación que propone un recorrido experiencial por distintas obras que evocan buena parte de la particular iconografía de Sónar. Obras que evocan -no reproducen-, huyendo de soportes ya convencionales como flyers, pósters o banners, la muestra reúne vídeos, esculturas, instalaciones, documentación y fotografías que desdibujan, cuestionan y trastocan la realidad del espectador y desafían sus memorias de 25 años de imágenes de Sónar.

Las gemelas telequinéticas que protagonizaron la campaña de Sónar 2000, fueron las protagonistas de la campaña 2015 con su boda.
Las gemelas telequinéticas que protagonizaron la campaña de Sónar 2000, fueron las protagonistas de la campaña 2015 con su boda.

A través de una selección de más de 50 piezas distribuidas en 10 salas, el espectador se sumerge en las fascinaciones y obsesiones del corpus creativo de Sergio Caballero: las familias, los objetos y figuras de culto o adoración, la mitificación de la obra de arte, el surrealismo ortodoxo y sus derivas de humor ácido, la atracción por el viaje y los paisajes fríos y la nieve son temáticas recurrentes con las que Caballero ha nutrido las diferentes campañas que inspiran la muestra.

La exposición recorre la trayectoria de Sónar por medio de objetos comunes

Cártel promocional de Sónar 1998.
Cártel promocional de Sónar 1998.

La exposición es un constante juego sobre la mitificación y la desmitificación de la obra de arte, que arremete muchas veces contra las ideas de permanencia y consagración y, en otros momentos, acude al principio duchampiano de valorizar los objetos comunes por el simple hecho de colocarlos en una vitrina. Caballero cuestiona constantemente la museificación como forma de construcción y legitimación de la memoria colectiva.

‘Ni flyers ni pósters. 25 años de imagen Sónar’ es también un regalo para fans y fetichistas de la historia de Sónar. Aquellos que esperan expectantes la imagen de cada año reconocerán a través de objetos, ropa, maquetas, fotografías o esculturas a algunos de los iconos y personajes más emblemáticos de las campañas: desde los padres de los organizadores, a la familia con incontinencia urinaria, pasando por las gemelas telequinéticas, los héroes del tuning, La Pajarraca o los fantasmas de “Finisterrae”, entre otros.

Cartel de la programación de Sónar 2008 con la imagen conocida como 'La Pajarraca'
Cartel de la programación de Sónar 2008 con la imagen conocida como ‘La Pajarraca’

Durante todo el recorrido de la muestra, el artista desafía las preguntas del por qué una obra de arte tiene el valor que tiene y cuáles son los rasgos que la definen: una problemática a la que Caballero se enfrenta desde el momento en que decide cuestionárselo utilizando un soporte tan poco convencional como es la campaña de un festival de música y tecnología que ahora cumple 25 años. La exposición “Ni flyers ni pósters. 25 años de imagen Sónar’ es fruto de una iniciativa de Advanced Music en colaboración con el Ayuntamiento de L’Hospitalet y el Centre d’Art Tecla Sala.

Temas

Últimas noticias