Literatura

Felipe VI ensalza la obra de Eduardo Mendoza en la ceremonia de entrega del Premio Cervantes

El escritor catalán Eduardo Mendoza (d), recibe el Premio Cervantes de manos de Felipe VI, en presencia de Doña Letizia; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Foto: EFE

El Rey ha ensalzado este jueves 20 de abril la obra “cervantina” de Eduardo Mendoza durante la ceremonia de entrega del Premio Cervantes 2017, además de recordar que en la obra de este autor conviven el castellano y el catalán como “algo natural”.

Felipe VI, que ha llegado pocos minutos antes del comienzo de la ceremonia acompañado por la Reina Letizia, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y la vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recordado el papel central que tiene Barcelona en la obra de Mendoza y de otros autores.

Así, ha recordado que esta ciudad es “más que un sujeto pasivo” en la literatura del autor de ‘Sin noticias de Gurb’, considerado como “un verdadero biógrafo de la capital catalana”. “Este papel destacado de una ciudad no debe interpretarse en el sentido de un mero localismo: en las situaciones y vivencias de sus personajes hay rasgos universales”, ha señalado.

Para el monarca, Barcelona es “indudablemente una de las grandes capitales mundiales del libro”. “Desde hace décadas ha propiciado un extraordinario ecosistema cultural que ha apoyado y difundido a un buen número de creadores”, recordando entre otros a Juan Marsé, Ana María Matute o Juan Goytisolo, el anterior Premio Cervantes español.

También ha tenido el rey un recuerdo para los profesionales literarios del ‘ecosistema’ barcelonés como los agentes literarios -con un guiño a la fallecida Carmen Balcells- o editores, libreros o distribuidores que componen el “innovador tejido industrial y empresarial” del libro.

El Rey ha resaltado que la concesión de este premio coincidió, gracias al “azar o los designios de los hados literarios” con los 400 años de la muerte de Cervantes.

“El año Cervantes ya finalizó, pero seguimos celebrando su vida, pues su obra, su influencia y sus valores siguen vivos. Eduardo Mendoza es,sin lugar a dudas, una excelente muestra de esta pervivencia”, ha añadido.

Felipe VI ha incitado a Mendoza a continuar con su trayectoria literaria, aseverando que este premio es “solo un punto y seguido” en su carrera. “A buen seguro, nos seguirá ofreciendo nuevos títulos con los que volveremos a disfrutar, pensar, sonreír y reír”, ha añadido.

El humor en la obra de Mendoza

Asimismo, también ha reiterado la importancia del humor en las novelas de Mendoza, a quien considera “fundamentalmente” un novelista, pero con “mestizaje literario”. “Es un novelista que no se adhiere a una tipología cerrada de novelas: en sus obras conviven y se entremezclan la novela histórica, la novela negra, la parodia, la picaresca y la crónica periodística”, ha afirmado.

Así, ha destacado la “maestría” del creador de ‘La verdad sobre el caso Savolta” a la hora de usar la lengua española, contribuyendo al “tesoro intangible” que es la lengua castellana, compartida por más de 500 millones de hablantes. “Eduardo Mendoza es un trabajador del lenguaje”, ha apostillado.

En este sentido, ha insistido en los calificativos al autor galardonado, tales como “artesano del lenguaje” o “relojero de las frases”.

“Llega a ser un maestro en el manejo del idioma para acercarnos a diversas realidades, desde la de los diferentes grupos marginales a la de las clases altas, en diferentes épocas y en diferentes lugares”, ha explicado.

TBO o Pulgarcito, “recursos” literarios

Además, ha rescatado también la faceta de Mendoza como lector, “heredero de tradiciones y vivencias” que van desde las novelas del siglo XIX hasta la literatura de quiosco con títulos como el TBO, ‘El Coyote’ y ‘Pulgarcito’. “De todas ellas tomará recursos y modelos que incorporará a su producción literaria”, ha indicado.

Para el monarca, “pocos escritores contemporáneos” han contribuido tanto al fomento de la lectura entre jóvenes y adultos como el escritor catalán, demostrando de esta manera que “la popularidad no tiene que estar reñida con la excelencia”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¿Te gusta?