Toñete resultó herido al entrar a matar al tercer toro, que le ha inferido una cornada en el muslo derecho

Garrido y Luis David triunfan en Olivenza y Toñete brilla antes de sufrir una cornada

Olivenza
Toñete en el momento de sufrir la cornada (Foto: EFE).

Los diestros José Garrido y el mexicano Luis David, con dos y tres orejas, respectivamente, han salido este viernes a hombros en Olivenza (Badajoz) en una tarde en la que los toros de Joselito han sido también grandes protagonistas y en la que Toñete ha resultado herido grave.

Garrido y Luis David cortaron dos y tres orejas, respectivamente, pero de distinto peso e importancia. Muy bien toda la tarde el primero, poseedor de un capote en el que la variedad y el buen gusto son santo y seña. Y profundo y con un acusado sentido del temple con la muleta, con un toreo embraguetado, asentado, de mucho poder y dominio.

A su primero, un animal blandito pero enclasado, le hizo una faena inteligente, dándole los tiempos necesarios entre muletazos, que brotaron limpios, pero de uno en uno, sin continuidad. Su fallo a espadas le privó de tocar pelo.

Lustroso fue quite de Garrido al cuarto, por aragonesas. Comenzó la faena de muleta de hinojos y en los medios a un toro encastado y muy importante, al que el extremeño cuajó con un toreo de mano baja y trazo largo. Torero en sazón y un toro también cumbre. Dos orejas.

Mató también Garrido el sexto porque a Toñete lo había dejado fuera de combate el tercero. Con este toro también lució con la capa, a la verónica y por chicuelinas; pero lo mucho que sangró el animal en el caballo hizo que se viniere muy abajo en el último tercio.

Repetía el mexicano Luis David en Olivenza tras su presencia años anteriores. Con el capote luce más en las suertes de adorno, como las zapopinas que le recetó al quinto, que en lo fundamental, pues cuando torea a la verónica se echaba al animal hacia fuera. Y tampoco se ajustó con la muleta, por lo que, si bien su toreo es ligado, sin embargo, no emociona.

Lo demostró con ese quinto, una auténtica máquina de embestir, al que dio muchos pases, pero sin apreturas. Lo mejor, la estocada en la suerte de recibir, lo que le permitió pasear el doble trofeo.

El segundo fue un manso de dulce embestida, al que Luis David diseñó una faena tan larga como intermitente. Terminó con benardinas y una estocada muy caída, que no fue óbice para que paseara una oreja.

La cruz se la llevó Toñete, un punto nervioso ante un tercero al que le faltó entrega. Iba y venía, pero sin rematar los viajes. Mala suerte la de este joven torero, que al entrar a matar no hizo el embroque y fue alcanzado de lleno por el de el Tajo, y, aunque no se veía sangre, se supo enseguida que iba herido.

FICHA DEL FESTEJO.- Cuatro toros de el Tajo y dos -segundo y sexto- de la Reina, bien presentados y de interesante juego.

José Garrido, de caldero y oro: dos pinchazos y estocada (ovación); estocada (Dos orejas tras aviso); dos pinchazos y estocada (silencio en el que mató por Toñete).

Luis David, de berenjena y oro: estocada muy caída (oreja); estocada recibiendo (Dos orejas tras aviso).

Toñete, de azul pavo y oro: estocada (oreja en el único que mató).

 

 

Últimas noticias