ARCO retira la exposición que homenajea a los golpistas, a los etarras de Alsasua y al matón Bódalo

Retiran una obra de ARCO que denunciaba la existencia de presos políticos en España.
Comentar

El artista Santiago Sierra ha llevado a ARCO, que se inaugura este miércoles, la obra ‘Presos políticos’, que se iba a exponer en la galería Helga de Alvear y con fotografías pixeladas de hasta 24 personas con una breve explicación de los motivos por los que han sido encarcelados. Finalmente, ha sido retirada.

Entre estos ‘presos políticos’ se encuentran los encarcelados Oriol Junqueras, presidente de ERC, el diputado de JxCat Jordi Sánchez o el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. Además, se reconocen otros nombres como los del dirigente del SAT Andrés Bódalo, los detenidos por la paliza de Alsasua o los titiriteros detenidos en 2016 por su obra ‘La bruja y Don Cristóbal’.

Todas las personas que aparecen en la obra no tienen nombre, sino asignado un número. Sin embargo, los pies de cada foto son lo suficientemente explicativos.

En el caso de Junqueras, el artista habla de una situación que se produce “tras los acontecimientos en torno al referéndum” de independencia y “tras la decisión de aplicar el artículo 155 de la Constitución Española”.

“La Audiencia Nacional condenó a prisión incondicional y sin fianza al exvicepresidente catalán junto a ocho exconsejeros de la Generalitat. Solo uno de ellos pudo eludir la condena con una fianza de 50.000 euros. Ingresaron en las cárceles de Estremera y Alcalá Meco”, reza el texto.

En el caso de los ‘Jordis’, habla de “miembros activos en la convocatoria de las concentraciones por la votación del referéndum de independencia”. “Acusados por supuesto delito de sedición pública con riesgo de reiteración delictiva y destrucción de pruebas, se les condena a prisión incondicional y sin fianza”, añade.

Los titiriteros de Carmena

En otra imagen, explica la situación del preso Andrés Bódalo, en la cárcel pese a que “los vídeos presentados por la policía únicamente muestran a esta persona con un megáfono intentando intermediar en el alboroto”.

Para los titiriteros, recuerda que se trataba de una función que “representaba a la policía acusando falsamente de delitos de terrorismo a una bruja por llevar una pancarta con el mensaje ‘Gora Alka-Eta'”. Y para la “trifulca” de Alsasua en que varios guardias civiles fueron supuestamente agredidos, recuerda que las penas solicitadas por la fiscalía alcanzan los 372 años y medio de cárcel.

Todas estas personas están acompañadas por las imágenes de otros presos ‘políticos’ entre los que se encuentran activistas del 15-M, miembros de Egin, los acusados de explosionar una bomba en la Basílica del Pilar en Zaragoza o los detenidos en el desalojo del Palau Alòs en 2006 documentado en el trabajo ‘Ciutat Morta’.

Últimas noticias