Un ‘youtuber’ vierte comentarios machistas y xenófobos en un Periscope oficial del Museo Thyssen

thyssen-periscope
Fausto Climent, este lunes en el Thyssen.
Comentar

El Museo Thyssen ha patinado con una de sus primeras experiencias en la plataforma Periscope. En la mañana de este lunes, un supuesto reportero ha emitido en directo a través de su cuenta oficial en Twitter, la de uno de los museos más visitados de España, un recorrido de 25 minutos de la mano de Fausto Climent, un personaje con más de 45.000 seguidores en la red social y cuya cuenta en YouTube tiene más de 400.000 suscriptores.

https://twitter.com/SrFortfast/status/714407261498712066

Los vídeos que suele emitir en YouTube son reportajes editados sobre temas de conversación de los adolescentes, con títulos tan ‘sugerentes’ como Genitales en la feria o El juego de los caramelos sabor mierda. Pero en la mañana de este lunes emitía en directo a través de Periscope. Así, se ha visto cómo el autodenominado FortFast WTF, es decir, Fausto Climent, se reía de los entrevistados, hacía chanzas xenófobas o comentarios machistas.

Varios usuarios de Twitter han criticado la iniciativa del Museo Thyssen. Entre otros comentarios, el autor de estas entrevistas, quien se describe en su perfil de Twitter como “el Iñaki Gabilondo de la botellonada”, dedica palabras ofensivas con la nacionalidad de alguno de los visitantes.

Abrir el museo “a todo el mundo”

“Quería coger un chino y vacilarle pero me ha dado penilla al final, pobrecico” o “debería coger a un viejo, solamente hay guiris, son más chinos que sus muertos” son algunos de los ejemplos de esta entrevista. La iniciativa del Thyssen se encuadraba en la #MuseumWeek, concebida con la intención de acercar a los internautas de una manera directa a los principales museos de todo el mundo.

Fausto Climent también lanza varias afirmaciones sexistas tras tratar de entrevistar a una mujer. “Un no es que no sabe lo que quiere. Tenéis que enseñarle a las mujeres lo que quieren. Lo dice Álvaro Reyes y es muy grande”, ha señalado en referencia al youtuber que fue acusado de promover el acoso sexual hacia las mujeres.

“Estamos en la galería de arte contemporáneo, no sé qué tipo de personas podemos encontrar aparte de snobs“, es otro de los comentarios que lanza el polémico youtuber.

Ante las quejas de varios usuarios, la cuenta oficial del museo ha lamentado que esta iniciativa no haya agradado al público de la red social y ha asegurado que Fausto Climent “no ha cobrado nada por esta acción”. Según ha justificado, “entre otras muchas cosas”, quieren “abrir el museo a todo el mundo”.

Curiosamente, el Museo Thyssen aloja en Madrid la enorme colección que en vida acumuló el barón Heinrich von Thyssen-Bornemisza, un extranjero en España, holandés de nacimiento y casado con Carmen Cervera. Juntos, y ya en una avanzada edad del barón, decidieron primero alquilar y después vender al Estado español los cientos de pinturas blindadas como un legado en una fundación, para evitar que sus herederos dividieran su legado.

El museo se inauguró en 1992 y la operación del Gobierno español, adquiriendo las más de 750 obras de la colección por sólo 350 millones de pesetas (unos 2,1 millones de euros al cambio actual) mereció el aplauso del mundo del arte. Quizás el por entonces anciano extranjero barón no imaginaba que en la era del Periscope por los pasillos de su museo se pasearía un youtuber deslenguado y “botellonero”.

Últimas noticias