Cumbre del Clima en Madrid

Iglesias ha multiplicado por siete la contaminación de sus viajes desde que cambió Vallecas por Galapagar

Iglesias ha multiplicado por siete la contaminación de sus viajes desde que cambió Vallecas por Galapagar
foto1-Interior (2)
  • R.Tejero y P.Barro

En mayo del pasado año, los líderes de Podemos, Pablo Iglesias e Irene Montero, se mudaron a La Navata. El traslado supuso una mejoría en la vida de los políticos y un empeoramiento del medio ambiente: los viajes de ida y vuelta en coche suponen siete veces más contaminación que la emitida cuando Iglesias vivía en Vallecas.

Pablo Iglesias se ha mudado dos veces desde que comenzó su andadura política. De su casa de protección oficial en Vallecas, pasó a un adosado que compartía con su pareja y número dos del partido, Irene Montero. La pareja decidió entonces comprarse un chalet de lujo, con finca y piscina, en La Navata (Galapagar).

El desplazamiento de Vallecas a Galapagar ha hecho que los traslados del diputado Iglesias hasta el Congreso sean más largos. De los apenas 6 kilómetros que separaban el piso de la Colonia Fontarrón del Congreso pasó a los 44 que debe recorrer todos los días -en un sólo trayecto- desde el ‘casoplón’ hasta la Carrera de San Jerónimo. Una distancia siete veces superior que conlleva una contaminación sensiblemente mayor.

Para sus desplazamientos en coche, el vehículo del líder de Podemos emitía 1.560 gramos de CO2 cuando residía en Vallecas. Ahora, el dióxido de carbono producido por su viaje de ida y vuelta al casoplón supone 11.440 gramos diarios. Siete veces más contaminación, pese al llamamiento a la "rebelión climática" que hizo el matrimonio Iglesias-Montero el pasado mes de octubre. Eso sin tener en cuenta los posibles trayectos que el coche realiza sin Iglesias a bordo, cuando va rumbo a Galapagar o vuelve a la capital tras dejar al líder morado.

Los cálculos de estas emisiones están realizados en base al vehículo -del partido- con el que Iglesias suele realizar sus desplazamientos, un Nissan Qashqai blanco versión 2018 cuyas emisiones son muy similares en su edición gasolina y diésel: unos 130 gramos de dióxido de carbono por kilómetro. Una cifra similar a la que emite también el vehículo privado propiedad de Iglesias, un Dacia Sandero Stepway.

Además, no se tienen en cuenta los desplazamientos extras ni los realizados los fines de semana cuando los líderes de Podemos acuden a actos propios de su desempeño como políticos. Por otro lado, tampoco se han contado aquellos que forman parte del ocio de Iglesias y Montero. Únicamente en su faceta laboral, el líder del Podemos ‘ecologista’ contamina siete veces más desde que se mudó al ‘casoplón’.

Lo último en Especial COP25

Últimas noticias