Sexualidad

El sexo es felicidad según la ciencia

El sexo es felicidad
El sexo es felicidad según la ciencia en la cantidad apropiada

La cantidad ideal de sexo te puede hacer muy feliz

Todos, más o menos, sabemos que el sexo es felicidad. Pero, si además es la ciencia la que lo confirma a través de sus estudios e investigaciones, tenemos mucho terreno ganado, ¿verdad?

Ahora bien, ¿cuánto sexo hace falta al cabo del día, de la semana, del mes o del año para ser verdaderamente feliz? Esta es una cuestión a la que la ciencia ha dado muchas vueltas durante años, y no paran de aparecer nuevos estudios al respecto con datos interesantes y reveladores.

Sea como fuere, ya sabemos que cada estudio, aunque a veces varios llegan a conclusiones parecidas, ofrece sus propios datos. Así pues, ahora nos hacemos eco del que acaba de publicar la doctora Amy Muse, de la Universidad de Toronto.

El sexo es felicidad, pero… ¿A partir de qué cantidad?

Lo cierto es que la doctora Muse lo pone bastante fácil en este sentido. Es decir, no nos pide una cantidad de sexo desorbitada para aspirar a ser felices. En realidad, con una vez por semana si tenemos pareja estable podemos ser bastante afortunados en la vida.

La doctora canadiense ha realizado una extensa investigación para alcanzar sus conclusiones, tal y como observamos a continuación.

No obstante, es importante recordar un detalle. No serás más feliz por tener más sexo del recomendado por la doctora Muse. La felicidad se alcanza por tener los niveles que realmente deseamos tener, y no aumentan de forma proporcional.

A esta conclusión ha llegado Amy Muse tras estudiar las respuestas de más de 25.000 personas en un estudio que ha realizado durante nada más y nada menos que 23 años, tiempo en el que indagó en las inquietudes sexuales de los voluntarios, igual que en sus preferencias.

Así pues, Muse descubrió que, a más sexo, mayor felicidad, siempre que la frecuencia ronde una relación semanal. Una mayor frecuencia no deporta más niveles de satisfacción.

En su comprobación durante una segunda fase, Muse analizó a 335 personas de diversas etnias que respondieron un cuestionario que confirmó los resultados de la primera etapa.

Para asegurar los datos, Muse añadió a la ecuación el dinero, demostrando que, a igual nivel de cantidad de sueldo, mayor felicidad. Es decir, personas cuyas ganancias superaban los 75000 dólares anuales con un nivel sexual medio eran más felices que otras más pobres con la misma cantidad de sexo.

Eso sí, tanto en pobres como en ricos, la cantidad de felicidad es proporcional al nivel de sexo, así que, una frecuencia semanal es sinónimo de bienestar y satisfacción.

Temas

Últimas noticias