Estudios médicos

La mejor edad para ser padres según la ciencia

La mejor edad para ser padres
Descubre cuál es la mejor edad para ser padres

La ciencia investiga sin descanso todo cuanto acontece en nuestro mundo, en nuestra sociedad y a nuestro alrededor. Por ejemplo, ¿cuál es la mejor edad para ser padres, si es que hay alguna? Este detalle, en un mundo que cada vez planifica más la familia y retrasa el momento de tener hijos, es crucial si estás pensando en dar este cada vez más complejo y atrevido paso.

Y es que, a nadie se escapa que las condiciones en nuestro país, igual que pasa en otros, pues no somos únicos en esto, para tener hijos, no son las mejores y las más idóneas para formar una familia. Así que, en un mundo en el que la vida profesional cada vez es más exigente y a la que dedicamos más tiempo de nuestra vida, es complejo hacer una planificación familiar sensata que nos permita pasar tiempo con nuestros niños.

Por eso, un equipo de investigadoras de la Universidad de Oxford ha analizado estudios recientes y ha llegado a la conclusión de que hay tres factores primordiales que centran el retraso de la llegada de los niños y su implicación en los riesgos para la salud, tal como observamos en la revista donde han publicado sus conclusiones, The Conversation.

La mejor edad para ser padres tanto si eres mujer como hombre es…

Antes de los 35 para las mujeres. Y, si eres hombre, no dejes que la cosa se vaya más allá de los 40, pues también puede haber problemas varios, como vemos a continuación.

Según los estudios en que se basan las investigadoras, cuando los bebés nacen de madres de más de 35 años y padres que superan los 45 años, las posibilidades de que el pequeño desarrolle problemas neurológicos se elevan bastante.

No obstante, el mayor problema de intentar ser padres a edad muy elevada no se centra tanto en la salud del bebé. El riesgo más elevado es que es muy probable que la mujer no quede embarazada y aparezcan serios problemas para concebir.

Según los modelos computacionales llevados a cabo en diversos estudios científicos, una mujer que espera a la franja de los 30 a los 35 años para ser mamá tiene un 9% menos de posibilidades de llegar a estar en estado de buena esperanza.

A estos problemas de concepción también se suman técnicas como la fecundación in vitro. Esta opción tampoco asegura el éxito. Además, ciertos estudios afirman que esta manera de concebir podría implicar riesgo de problemas cardiovasculares en el bebé.

Así que, aunque la mujer puede esperar hasta los 35 años para ser madre, es aconsejable que lo haga antes de los 30, igual que en el hombre se aconseja que no se vayan más allá de los 40 años para asegurar el mayor número de probabilidad de que todo vaya bien y el niño nazca sano.

Temas

Lo último en Ciencia