El raro anticuerpo de la sangre de un donante salva a dos millones de bebés

El raro anticuerpo de la sangre de un donante salva a dos millones de bebés
El raro anticuerpo de la sangre de un donante salva a dos millones de bebés
Comentar

Su nombre es James Harrison, y es noticia porque su sangre es excepcional. Muchos lo podrían considerar incluso un milagro, pero no lo es. Lo cierto es que el mérito de este donante se encuentra en un raro anticuerpo que ha logrado salvar ya la vida de unos dos millones de bebés. ¿Cómo es posible? Eso es lo que vamos a explicar a continuación.

James Harrison es un donante de sangre de 81 años que ha donado ya casi 1200 veces. ¿Qué ha logrado con ello? Qué casi dos millones y medio de bebés le puedan estar agradecidos, ya que gracias a eso hoy pueden seguir viviendo.

El motivo es muy sencillo. La sangre de Harrison contiene un anticuerpo bastante extraño que evita los abortos prematuros, las malformaciones cerebrales y las muertes al nacer. Y todo gracias a un octogenario que ha dedicado unos 60 años de su vida a donar su sangre que da la vida.

Este australiano estaría dispuesto a seguir donando su sangre, pero los doctores han decidido parar. Han sido más de 60 años en los que el Hombre del Brazo de Oro, natural del país aussie, lo ha dado todo para que otros vivan. Pero los especialistas han decidido detener ya las donaciones porque ahora sería la vida del propio Harrison la que estaría en juego. Así pues, por su propia seguridad y salud, este señor ya no podrá dar más sangre para que otros vivan.

La historia de la sangre del donante James Harrison

La historia de James Harrison se remonta al año 1954. Tras un accidente en el que le extirpan un pulmón con tan solo 14 años, este joven descubre que su vida ha sido salvada gracias a las múltiples donaciones recibidas. Obviamente, agradecido como pocos, al cumplir los 18 años se convierte en donante de sangre para devolver el favor.

En los años 60, los doctores australianos descubren que una enfermedad hemolítica llamada HDN está acabando con la vida de decenas de bebés con sangre Rh positivo, que no combina con el Rh negativo de su madre. todo ello provoca malformación cerebral, nacimiento prematuro o abortos repentinos.

Sin embargo, es algo que se puede solucionar con la sangre de un donante que tenga un anticuerpo muy extraño. Y así, tras 10 años donando, los doctores descubren dicho anticuerpo en James Harrison.

Los doctores pidieron permiso para que Harrison donara de forma más habitual y constante, a lo que este aceptó. Desde entonces, un total de 1173 que ha servido para que el 17% de las embarazadas australianas recibieran su inyección y salvaran la vida de sus bebés hasta casi dos millones y medio.

¿Quién sustituirá a Harrison? No lo sabemos, pero al Hombre del Brazo de Oro le despidieron en el hospital como se merece, con una última donación homenajeado por los profesionales y personas que se acercaron agradecidos por haber recibido su sangre casi ‘milagrosa’.

Temas

Últimas noticias