Masturbación durante el parto, clave para reducir los dolores

Masturbación durante el parto, clave para reducir los dolores
masturbacion-parto

Que el parto trae consigo una serie notable de dolores para cualquier mujer, en mayor o menor medida, es conocido por todos. Y es que tiene que llevar a cabo un trabajo donde toman protagonismo las contracciones, donde aparecen los dolores de espalda y riñones, donde el bebé al intentar salir puede provocar molestias realmente intensas…Por ese motivo, cada vez son más las parturientas que solicitan que se les ponga la anestesia epidural, para aliviar ese “sufrimiento”.

Sin embargo, también hay féminas que no desean recurrir a ningún tipo de medicamento y se decantan por adoptar medidas naturales en pro de sufrir menos dolores. Nos estamos refiriendo a meterse en una bañera caliente, a estar cambiando de postura, a subirse encima de una pelota de parto, a recibir masajes en la espalda…

Como vemos tanto unas mujeres como otras intentan hacer uso de distintos recursos para poder padecer menos durante el alumbramiento. Pero ninguna recurre a la utilización de una “herramienta” que, según algunos estudios llevados a cabo, reduciría notablemente los dolores: la masturbación.

El descubrimiento

masturbacion-2

Aunque te pueda parecer extraño el planteamiento que te hemos realizado, está probado científicamente que masturbarse alivia notablemente las molestias durante el parto. Y así lo ha manifestado un doctor estadounidense llamado Barry Komisaruk, que lleva treinta años trabajando en la materia y que ya ha realizado varios estudios que así demuestran:

  • En la década de los años 80, por ejemplo, descubrió a través del trabajo con numerosas parturientas que estas al darse placer a sí mismas durante el citado alumbramiento lo que habían conseguido es que aumentara hasta en un 40% su umbral del dolor. Es decir, que tenían mucha mayor capacidad para soportarlo, que contaban con mayor tolerancia al mismo. Una tolerancia al sufrimiento que superaba el 100% cuando esas mujeres tenían un orgasmo.

  • Asimismo, en la siguiente década este psicólogo también procedió a acometer otra investigación de corte similar que le sirvió para afianzar el resultado que había obtenido en el anterior y para descubrir, además, que las parturientas que sufrían menos molestias eran las que durante la gestación se habían masturbado y las que habían aprendido técnicas de relajación.

No obstante, la asociación del autoplacer con la disminución de los dolores de parto no es una idea única de ese profesional sino que otros muchos también la defienden. Un claro ejemplo de eso es el libro “La guía no oficial para tener un bebé”, donde sus autores, los doctores John R. Sussman y Ann Douglas, llegan a reconocer que un orgasmo en pleno alumbramiento es veintidós veces mucho más relajante que la epidural.

¿Por qué masturbarse en el parto?

Todos los estudios que se han realizado en materia de investigación respecto a la masturbación durante el parto vienen a dejar constancia que esa actividad lo que logra, de manera fundamental, es que la mujer pueda reducir de manera notable la sensación de dolor que experimenta. Pero no sólo eso, también se ha establecido que al tener un orgasmo consigue también que, gracias a la excitación conseguida, la vagina aumente su apertura unos 5 centímetros, lo que es realmente útil para afrontar la salida del bebé. Es decir, ayuda a dilatar de manera contundente.

Y eso sin pasar por alto que también contribuye a que pueda estar más tranquila.

masturbacion-1

¿Es posible?

A la pregunta de ¿es posible masturbarse durante el parto?, la pregunta sería que sí, pues ¿qué necesita la mujer para hacerlo? Nada. Sin embargo, vamos a ser realistas: ¿cómo se va a dar una fémina placer durante el alumbramiento si está en una habitación de hospital, rodeada de sus seres queridos, con médicos y enfermeras que acceden a la estancia cada dos por tres y, posiblemente, con una compañera de habitación y su respectiva familia?

La verdad es que ante eso es bastante complicado llevar a cabo esa citada acción y más si partimos del hecho de que vivimos en una sociedad en la que, simplemente por sentido común, no vamos teniendo sexo por cualquier lado y delante de los demás.

Eso sí, quienes podrían tenerlo más fácil para aliviar sus dolores mediante la autoestimulación podrían ser las que deciden dar a luz en casa, pues están junto a su pareja y siempre podrían mandar a la matrona o doula que saliera un momento del cuarto.

No obstante, sea como sea y aunque se haya podido demostrar de manera científica a través de las experiencias de distintas féminas, cuesta bastante imaginar que una mujer cuando está en pleno parto, con dolores, sin saber donde ponerse para aliviar las molestias de la espalda y con los nervios a flor de piel en ese momento pueda conseguir masturbarse y tener un orgasmo con toda naturalidad. Pero bueno, quien pueda hacerlo y pueda así tener un alumbramiento sin dolor ¡enhorabuena!

Lo último en Bebés

Últimas noticias