Trombofilia en el embarazo. Todas sus claves

trombofilia
Trombofilia en el embarazo. Todas sus claves
Comentar

Aunque todas las mujeres que están esperando un hijo sueñan con una gestación absolutamente normal y libre de complicaciones, no todas pueden hacer realidad ese anhelo. De esta manera, hay algunas que tienen que hacerle frente a lo que se conoce como trombofilia, que puede poner en peligro el transcurso normal de esos nueve meses.

Sigue leyendo y podrás conocer todos los datos al respecto.

¿Qué es?

Lo primero que hay que conocer es qué es la trombofilia. En este caso, podemos exponer que se trata de la propensión que tienen ciertas personas a desarrollar lo que es trombosis o coágulos sanguíneos debido a distintas situaciones en relación a su coagulación.

Se trata de una enfermedad autoinmune que puede poner en serio peligro la gestación debido a las consecuencias graves que puede traer consigo.

Factores hereditarios así como la producción excesiva de proteínas por parte del organismo y el llamado síndrome antifosfolípido son las principales causas de la citada situación que nos ocupa.

Trombofilia en el embarazo

Muchos son los casos de mujeres que sufren trombofilia y que quedan en estado. En ese caso, lo que deben hacer cuanto antes es comunicarle esa situación a su doctor para que pueda tener un control más exhaustivo del embarazo y para que pueda realizar las pruebas que considere oportunas. De esta manera, sabrá cómo evitar complicaciones graves que puedan poner en serio peligro a la madre o al bebé.

Asimismo, también se establece que es esencial que esa gestante comunique a su médico si cuenta con antecedentes familiares de personas con esa propensión a la formación de coágulos. Y es que el citado profesional no dudará en realizarle un análisis de sangre para poder detectar si tiene riesgos de sufrir esa situación.

Sea como sea, lo cierto es que la mayoría de mujeres con trombofilia consiguen llevar adelante embarazos sanos y sin dificultades.

trombofilia
Puede ser necesario un análisis sanguíneo para conocer los riesgos que tiene la mujer de sufrir trombofilia

Consecuencias en algunos casos de la trombofilia

No obstante, además de lo expuesto, no podemos olvidarnos de que en algunos casos esta enfermedad autoinmune sí trae consigo consecuencias realmente graves y complicadas. Nos estamos refiriendo a situaciones tales como las siguientes:

  • La placenta no realiza adecuadamente su función de suministrar oxígeno y alimento al feto. Un hecho realmente grave que se da en llamar insuficiencia placentaria.
  • Puede tener lugar que el bebé no crezca como es debido en la matriz. Esto responde al nombre de restricción del crecimiento uterino.
  • De la misma manera, hay que saber que la trombofilia puede dar lugar a que el bebé crezca de manera prematura.
  • Por supuesto, tampoco hay que pasar por alto el hecho de que esa propensión a los coágulos es capaz de aumentar los riesgos de que la mujer sufra lo que se conoce como preeclampsia.
  • En esta lista de consecuencias graves que trae consigo la trombofilia no podemos olvidarnos de las dos más serias. Por un lado, puede provocar un aborto espontáneo y por otro, puede hacer que el bebé venga al mundo sin vida.

trombofilia
Puede traer consigo un parto prematuro

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto otra serie importante de aspectos sobre la trombofilia como son los siguientes:

  • Análisis de sangre, control de la presión arterial, monitoreo de la frecuencia cardíaca fetal o ultrasonidos son algunas de las pruebas más habituales que se realizan a las embarazadas que sufren trombofilia. De esta manera, se tienen a sus gestaciones bajo control.
  • Las gestantes que tienen más riesgos de sufrir esta enfermedad autoinmune son las que han tenido un hijo que ha nacido sin vida, las que han padecido una trombosis, las que han contado con tres o más abortos espontáneos en el primer trimestre sin causa concreta y las que han sufrido preeclampsia durante alguno de sus embarazos.
  • La heparina, que es un anticoagulante, es uno de los “instrumentos” que se suelen utilizar para hacerle frente a esa propensión a los coágulos durante el embarazo. Herramienta que incluso la gestante la puede llegar a necesitar, en algunos casos, después de haber dado a luz. Si es el que se emplea durante la gestación es porque tiene la particularidad de que no llega a atravesar a la placenta por lo que no entra en contacto con el bebé.
  • Por regla general, la trombofilia no se manifiesta a través de síntomas concretos.

Últimas noticias