Qué es la maniobra de Kristeller y qué consecuencias tiene para la embarazada

maniobra de Kristeller
Maniobra de Kristeller. Todo lo que necesitas saber
Comentar

Cualquier embarazada, especialmente las primerizas, están deseosas de tener la mayor información posible tanto sobre la gestación como sobre el parto. Y es que gracias a esa pueden saber a qué se enfrentan y así estar más tranquilas. Precisamente por este motivo, les puede interesar conocer a fondo lo que se conoce como maniobra de Kristeller.

¿Qué es la maniobra de Kristeller?

Lo primero que hay que tener claro es de qué se trata. Pues bien, bajo ese nombre se encuentra una técnica de obstetricia que se utiliza en algunos partos para conseguir que el bebé pueda salir con mayor rapidez, durante la fase de expulsión, a través de lo que es el canal de parto. Es decir, lo que pretende no es otra cosa que acortar el alumbramiento en el caso de aquellos que estén siendo muy prolongados.

De la misma hay que destacar que está prohibida en algunos países y que en España solo se permite llevar a cabo en casos muy concretos.

El creador de esta maniobra fue el ginecólogo alemán Samuel Kristeller (1820 – 1900), que dirigió el Instituto de Ginecología de Berlín.

Básicamente se considera que para llevar a cabo esta técnica el ginecólogo u obstetra lo que deberá hacer será, usando el puño o el antebrazo, empujar lo que es la zona alta del útero cuando se produzca la contracción y el pujo por parte de la parturienta. Y es que se considera que esa acción favorece y facilita lo que es la salida del pequeño al exterior.

¿Cuándo se puede utilizar?

Como hemos mencionado, en algunos países esta técnica o maniobra está prohibida, aunque en España sí está permitida. Eso sí, aquí se viene a indicar que únicamente se podrá hacer uso de la misma únicamente para lo que es acortar la segunda fase del parto (cuando la fémina quiere y necesita pujar), siempre y cuando la cabeza del bebé esté encajada y en el momento que la mujer tenga la imperiosa necesidad de empujar.

No obstante, hay quienes también consideran que es apropiada cuando la mujer, debido a la anestesia epidural, no tiene fuerza para pujar y se encuentra muy cansada. Es más, de igual modo, hay quienes indican que es útil cuando el bebé, aunque se encuentra en la posición, es demasiado grande.

maniobra de Kristeller
Ventajas e inconvenientes de la maniobra de Kristeller

Beneficios de la maniobra de Kristeller

Además de toda la información expuesta hasta el momento, se hace necesario ahora conocer las principales ventajas de esta técnica obstetricia que nos ocupa. En este caso, podemos exponer que entre las mismas destacan las siguientes:

  • Al parecer, contribuye a acortar el parto de manera clara y contundente.
  • Se considera que es una maniobra que ayuda a evitar tener que recurrir a instrumental para que el bebé pueda nacer. Nos estamos refiriendo a fórceps, a ventosas, a la espátula…Y es que hay ciertos estudios que vienen a indicar que es más beneficiosa que el llamado parto instrumental.

Dificultades o riesgos

No obstante, además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto el hecho de que también entraña sus riesgos. De ahí que en algunos países no se permita llevarla a cabo. En concreto, entre los peligros más significativos se hallan los siguientes:

  • Uno de los principales aspectos en contra de esta maniobra es que puede dañar al bebé. Exactamente puede traer consigo que llegue a sufrir una parálisis de hombros.
  • En el caso de que el profesional sanitario que la lleve a cabo haga demasiada fuerza puede provocar graves daños en la parturienta. Así, puede romperle el útero, perjudicarle lo que son los músculos perineales, puede fracturarle una o varias costillas

Además de todo lo indicado, no podemos pasar por alto otros datos de interés importantes como son estos:

  • Esta maniobra solo puede ser realizada por un profesional de la ginecología.
  • La mujer a la que se le haya realizado esta técnica puede tener sentir “agujetas” durante el postparto en lo que es la zona alta del abdomen. Es más, incluso puede tener hematomas.
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como una maniobra poco segura, anticuada y un tanto peligrosa. No obstante, si se lleva a cabo establece que debe emplearse con muchísima cautela.

Temas

Últimas noticias