Qué hacer si tu perro tiene celos tu bebé

celos del bebé
El perro tiene celos del bebé
Comentar

En muchos hogares hay perros como mascota. Y eso supone que cuando la mujer descubre que está embarazada haya que tomar medidas en pro de evitar que el perro tenga celos del bebé. Sí, porque puede suceder que el animal no reaccione como gustaría ante la llegada del pequeño, lo que puede generar situaciones “conflictivas”.

Si tú vas a tener un hijo y tienes mascota, sigue leyendo. A continuación, te vamos a dar a conocer algunos de los datos más importantes que debes saber en pro de poder actuar para evitar que tu can se deje llevar por el recelo.

Causas de los celos

Lo primero que hay que tener claro es el porqué el perro puede sentir esos celos. En concreto, los expertos en psicología canina establecen que puede ser por dos motivos fundamentalmente:

  • Por atención. Es decir, el animal es consciente de que cuando llega el bebé a la casa, no es el centro de atención y eso hace que, al notar que recibe menos tiempo de cariño o de juegos, se muestre más inseguro y más “revuelto”.
  • Por una cuestión ancestral. Es decir, por no tener tantos mimos por parte de la “hembra” o del “varón” de la casa, según el sexo del propio perro.

Síntomas de que el perro tiene celos del bebé

celos del bebé
Se puede mostrar irritable

De muchas y diferentes maneras puede demostrar el perro que tiene celos del bebé. No obstante, entre las señas más frecuentes se encuentran algunas como estas:

  • Sufre constantes cambios de estados de ánimo. De ahí que lo mismo pueda mostrarse juguetón y cariñoso que en segundos prácticamente y sin que haya sucedido nada se ponga a ladrar e incluso a gruñir.
  • El animal está muy irritable.
  • Se pone a destrozar distintos objetos de la casa.
  • Comienza a hacerse pis por la vivienda cuando antes no lo hacía.
  • Muestra mucha posesividad sobre alguno de los miembros de la familia, fundamentalmente sobre la persona que ha sido padre o madre.

¿Qué hacer ante los celos?

Para poder frenar esos celos y conseguir que reine la armonía en casa, lo recomendable es optar por poner en práctica medidas como las que te mostramos a continuación:

  • Es importante marcarle unas normas muy claras al perro.
  • Hay que ponerle límites al mal comportamiento del animal. De ahí que no se le pueda dejar que haga lo que quiere.
  • Cuando hace algo de forma incorrecta, es importante que la persona sobre la que la mascota es más posesiva sea la que le riña.
  • Por supuesto, es fundamental que, bajo ningún concepto, se trate al can como si fuese un niño.

Con estas medidas sencillas pero firmes se va a conseguir que reine la armonía en casa y que el perro deje de lado los celos. No obstante, si no es así es fundamental ponerse en manos de especialistas en psicología animal.

celos del bebé
Hay que seguir dándole cariño

Medidas de prevención

Además de toda la información indicada, es necesario que seas consciente de que hay otras pautas que son vitales poner en práctica. En concreto, se trata de medidas a desarrollar durante el embarazo, que irán haciendo que el animal vaya “asimilando” la llegada del bebé:

  • La gestante debe ir permitiéndole que el perro se vaya acercando a su barriga y que la huela o incluso que se apoye sobre la misma.
  • De la misma manera, es esencial que la mascota se vaya familiarizando con la que será la habitación o la cuna del pequeño. Es más, se puede ir optando por hacer que esté en contacto con la colonia del bebé para que así cuando venga a casa no le resulte nada extraño ese olor.
  • Vital es también que cuando nazca el bebé, el animal siga recibiendo las mismas atenciones. Y es que si no es así, verá al pequeño como un ser “negativo”. Por eso, no hay que olvidarse de acariciarle, de sacarle a pasear o incluso de jugar con él.
  • Por supuesto, ten presente que cuando se produzcan las primeras tomas de contacto entre el bebé y el perro nunca hay que dejarles solos. Siempre deben estar supervisados por otra persona. Es la manera de que el animal, por ejemplo, pueda reaccionar de forma inesperada si el pequeño realiza algún gesto que ese puede sentir como un ataque.

Últimas noticias