Embarazo

Leucorrea en el embarazo

leucorrea embarazo
0 Comentar

Diversas son las situaciones que experimenta y afronta la mujer durante el embarazo. De ahí que sea necesario que las conozca para que tenga muy claro si entran dentro o no de la normalidad e incluso para saber cómo actuar. Entre todas esas, hoy nos vamos a centrar en la leucorrea.

¿Quieres conocer de qué se trata? Sigue leyendo, a continuación te vamos a dar a conocer todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Qué es la leucorrea?

La leucorrea se refiere al flujo vaginal que la mujer genera durante el periodo de embarazo. Flujo que tiene como misión mantener el grado de acidez necesario en esa zona y, por supuesto, evitar el paso de bacterias hacia lo que es el útero.

Hay que exponer que es muy normal durante el embarazo y que incluso la mujer puede ser testigo de cómo la citada leucorrea aparece y desaparece durante los nueve meses e incluso en el postparto.

Tipos de leucorrea

Existen, fundamentalmente, dos tipos diferentes de leucorrea:

  • Normal. Esta se caracteriza porque el flujo tiene un color blanquecino y no posee olor. De la misma manera, hay que subrayar que puede contar con apariencia de moco.
  • Anormal. En este caso el flujo ya es más amarillento, puede tener algún rastro de sangre y presenta fuerte olor. Es más, incluso puede llevar a que la mujer sienta ardor en la zona vaginal.

Causas y síntomas de la leucorrea en el embarazo

Estreñimiento, dolores de cabeza, irritabilidad o sensación de debilidad son otros de los síntomas que pueden ir asociados a la leucorrea. Una situación esta que puede ser originada por distintas causas, entre las que podemos destacar las siguientes:

  • El mayor nivel de estrógenos que tiene la mujer durante el embarazo.
  • La existencia de algún tipo de infección.
  • La inflamación de la área vaginal.
  • El tener alguna enfermedad de transmisión sexual.

Tratamiento para la leucorrea en el embarazo

leucorrea
Ropa interior de algodón

Además de todo lo expuesto, es importante saber que lo mejor que se puede hacer cuando se sospecha que se tiene leucorrea es acudir al médico. Si es normal, no habrá que tomar medidas de ningún tipo. No obstante, si no lo es, será necesario que se lleven a cabo ciertas acciones en pro de mantener la situación controlada.

Básicamente se le realizará a la mujer una prueba para obtener una muestra del flujo y comprobar qué está causando que haya cambiado de forma sustancial. En concreto, se le indicará que tiene que llevar a cabo una higiene íntima perfecta y puede ser que se establezca la utilización de algún tipo de antifúngico tópico, si no entraña ningún tipo de riesgo.

Es más, cabe la posibilidad de que se establezca que, en el momento que tenga lugar el parto, se le administre a la mujer un tratamiento antibiótico vía intravenosa para que la infección no llegue a alcanzar al recién nacido. Y es que si no se sigue el mismo el bebé puede verse contagiado en el momento que salga al exterior a través del canal de parto.

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto, es importante saber que hay una serie de medidas que se pueden llevar a cabo en pro de tener bajo control la leucorrea. Nos estamos refiriendo a las siguientes:

  • Es imprescindible que la mujer mantenga una buena hidratación. De ahí que deba beber al día entre 2,5 y 3 litros de agua.
  • No menos relevante es que se hace necesario que use ropa interior de algodón. Tiene que poner mucho cuidado con respecto a esta, es decir, debe cambiarla a diario así como poner cuidado en que esté seca. Para lograr esto último, la embarazada puede recurrir a la utilización de lo que son protectores diarios.
  • Debe llevar a cabo una buena higiene íntima diaria.
  • En su dieta tienen que estar presentes tanto las verduras de hoja verde como los lácteos.
  • No debe hacer utilización de lo que son productos perfumados para su zona genital.
  • De igual modo, otro consejo que se le da a las embarazadas es que, en la medida que les sea posible, eviten hacer uso de medias así como de pantalones que sean muy ajustados. Y es que estas prendas no facilitan en absoluto el poder tener bajo control la leucorrea.

A grandes rasgos, estos son los aspectos más relevantes que hay que tener en consideración acerca de la leucorrea en el embarazo. Con esos se podrá “gestionar” y tomar la decisión de acudir al médico cuando se considere adecuado.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias