Embarazo

Semana 8 de embarazo: la placenta le alimenta

Semana 8
La forma del feto ya es claramente humana.
Comentar

¿Estás embarazada? Si es así la serie de artículos sobre la gestación que comenzamos semanas atrás, y que hoy continuamos con este artículo sobre la semana 8, te será de gran utilidad. Y es que a través de la misma vas a poder conocer qué cambios experimenta tu pequeño cada siete días, qué síntomas te aparecerán, cómo tu cuerpo se irá modificando…

Sigue leyendo y descubrirás todos esos datos así como incluso consejos acerca de la alimentación más idónea que debes llevar a cabo.

El feto y sus cambios

semana 8
Así está el feto en la semana 8

Como siempre solemos hacer, vamos a comenzar por saber cómo está el feto. Pues bien, en este momento podemos decir que su forma ya es claramente humana. En su cara ya están formados desde los párpados hasta la nariz o las orejas. Además, sus extremidades se van alargando, ya tiene músculos e incluso lo que se conoce como “colita embrionaria” está desapareciendo.

Todo eso es importante, pero también lo es y mucho el hecho de que ahora comienza a alimentarse de la placenta. Sí, porque hasta el momento para eso había utilizado la llamada vesícula vitelina. El cordón umbilical existe y citada placenta está desarrollada por lo que se convierte en la herramienta que el pequeño necesita para tomar oxígeno y alimentarse adecuadamente.

Por supuesto, no podemos pasar por alto tampoco que ya viene a medir unos 20 milímetros, que se han formado las articulaciones de sus extremidades y que sus células nerviosas están conectándose entre sí.

La semana 8 de embarazo para la mujer

semana 8
Aversión a ciertos olores

Análisis de sangre son las pruebas a las que suele someterse a la gestante durante esta semana. Todo para ver en qué estado se encuentra y si es necesario tomar algún tipo de medida en pro de fortalecer su salud.

Pero, además de eso, su cuerpo va a seguir sufriendo cambios. Así, su pecho continúa creciendo, como en semanas anteriores, como consecuencia de que los conductos por los que circulará la leche se van expandiendo. Una situación que le llevará a tener que plantearse comprarse nuevos sujetadores de mayor talla así como jerséis, camisas o camisetas con los que pueda sentirse más cómoda.

Otras situaciones que vivirá en este momento del embarazo son las siguientes:

  • Se incrementará de manera notable su aversión a ciertos olores que antes no le molestaban en absoluto.
  • Sus náuseas matinales pueden seguir estando muy presentes.
  • Cabe la posibilidad también de que por las noches no pueda descansar todo lo bien que le gustaría. Esto puede ser debido a que puede comenzar a preocuparse por el embarazo, por cómo estará su bebé, por si todo saldrá bien…
  • De la misma manera, son muchas las embarazadas que en la semana 8 sufren dolores en la zona de la pelvis que se asemejan a los que se tienen durante la menstruación. En estos casos es recomendable que acudan a su ginecólogo. No obstante, por regla general, son simplemente fruto de que el útero está creciendo para poder albergar al feto y al tamaño que este irá adquiriendo poco a poco.
  • Otro síntoma habitual de este periodo es la sensación de hinchazón constante.

Alimentación en la semana 8 de embarazo

semana 8
Desayuno completo, sano y equilibrado

Además de todo lo expuesto, es importante que la mujer en este momento siga una alimentación sana, completa y equilibrada, tanto por su salud como por el buen transcurso del embarazo. Por eso, tal y como dimos a conocer en un artículo anterior sobre el menú ideal para esta semana, es relevante que siga consejos como estos:

  • Debe llevar a cabo una dieta que, ante todo, debe ser rica en hierro, ácido fólico, calcio y omega 3. Y es que así conseguirá que se encuentre bien, con energía, y que el feto pueda crecer de forma adecuada.
  • Para que comience el día con energía, en pro de contrarrestar el cansancio que puede sentir, debe hacer un desayuno completo. Eso supone que en el mismo tenga que haber presencia de lácteos, cereales y fruta.
  • Las cinco comidas diarias que hay que realizar supone que la fémina, en torno a las 11:30–12:00, tome un tentempié. Este puede estar formado por fruta, frutos secos, un yogur o bien un poco de jamón de York.
  • Ensalada de arroz, ternera a la plancha o un revuelto de judías verdes son algunos de los platos más saludables y recomendables para el almuerzo.
  • Fundamental es que tome a diario entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Es la manera de que no se deshidrate y de que también mantenga el hambre a raya.
  • Las cremas de verduras, las ensaladas o el pescado al horno son algunas de las mejores propuestas para la hora de la cena. Y es que esta tiene que ser ligera, en pro, por ejemplo, de que no genere problemas de digestión que dificultarán conciliar el sueño.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias