Noticias

El triste final de la batalla de Charlie Gard. Sus padres anuncian que ya nada se puede hacer

Charlie Gard
El caso de Charlie Gard llega tristemente a su fin
0 Comentar

Hace unos días te dimos a conocer uno de los casos protagonizados por bebés que más ha conmocionado al mundo. Nos estamos refiriendo al de Charlie Gard, un pequeño que sufre una extraña enfermedad de tipo genético. Debido a la misma se encuentra inmovilizado por completo y necesita estar conectado a un respirador artificial. De ahí que, hace unos meses, los doctores decidieran que lo único que se podía hacer era desconectarlo para que, al menos, tuviera una muerte digna.

Sin embargo, sus padres (Connie y Chris) se negaron y llevaron la situación a los tribunales. Estos le dieron la razón a los médicos del Hospital Great Ormond Street de Londres, donde está el niño. Pero los progenitores no bajaron los brazos. Así, sustentándose en un tratamiento experimental que daba posibilidades de mejora a su hijo, volvieron a llevar el caso ante el Tribunal Superior y estaban esperando una decisión a la que aferrarse.

No obstante, se ha producido la peor noticia posible, la que les ha llevado a afrontar la dura realidad de que ya nada se puede hacer por el bebé. Te lo contamos todo a continuación.

A espera de la decisión del tribunal

En unas horas es cuando está previsto que el mencionado Tribunal Superior londinense dé a conocer su decisión respecto a si el pequeño puede ser trasladado hasta Estados Unidos para recibir un tratamiento experimental. Un tratamiento este, avalado por numerosos científicos, al que sus padres se han aferrado desde el primer momento. Y es que todos los resultados que se han obtenido con el mismo indican que cabría la posibilidad de que produjera mejoras en el organismo de Charlie.

Los padres de Charlie Gard se rinden

A pesar de que ese órgano judicial aún no se ha manifestado, quienes sí lo han hecho son los padres de Charlie. Teniendo en cuenta el alcance mediático que ha alcanzado la historia de su hijo, que ha movilizado a miles de personas en todo el mundo, han decidido dar a conocer su decisión de manera pública.

Así, a través de su abogado (Grant Amstrong), han manifestado que ponen fin a la batalla legal que habían emprendido. ¿Por qué? Porque ya es demasiado tarde para que el citado tratamiento pudiera resultar efectivo. Eso es así porque las últimas pruebas realizadas al menor de once meses han dejado patente que los daños que sufren son absolutamente irreversibles.

En concreto, los daños que presentan sus tejidos y los músculos son imposibles de solventar. Así lo vienen a indicar distintos exámenes que se le han realizado estos días, entre los que se encuentra un escáner.

Por eso, Connie y Chris se han visto en la necesidad de asumir la realidad, de que ha llegado el momento de frenar la lucha. Es el instante en el que han tomado la decisión más dura de sus vidas, pero la única posible. Han hecho todo lo que estaba en su mano por salvar a su pequeño, pero no ha servido. Lamentablemente el estado de Charlie ha empeorado y ya es imposible que pueda mejorar de ninguna de las maneras. Por eso, frenan la batalla que habían iniciado, independientemente del resultado que ahora dé a conocer el tribunal británico.

¿Y ahora?

Como podemos imaginar, estos progenitores y toda la familia se encuentran absolutamente destrozados. Saben que cuentan las horas para despedirse para siempre de su hijo y eso les causa un dolor desgarrador. Pero son conscientes de que ya no existen más soluciones posibles.

No obstante, con lo que deben quedarse es que han luchado hasta el final. Han conseguido darle relevancia internacional a su caso, consiguiendo más de 500.000 firmas a favor de que Charlie no fuera desconectado, han logrado hacerse con el apoyo del mismo Papa e incluso han recaudado 1,5 millones de euros para financiar el tratamiento de su hijo en Estados Unidos. De ahí que, al menos, tengan que estar satisfechos que han sido un verdadero ejemplo de padres luchadores.

Lógicamente no es un consuelo para esta pareja que realmente conmocionada ha realizado varias declaraciones impactantes. En concreto, ha manifestado que “vamos a dejar que se vaya con los ángeles” y que “es la decisión más dura que hemos tenido que tomar nunca. Solo queríamos darle una oportunidad de vivir. Se ha perdido mucho tiempo y sentimos mucho no haber podido salvarle”.

Ya lo único que queda es darle todo el apoyo a la familia en este duro momento.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias