Embarazo

Semana 5 de embarazo: cambios constantes en el embrión

Durante la semana 5 de embarazo comienzan los antojos.
0 Comentar

Para poder ayudar a todas las madres que están embarazadas a que conozcan a fondo la gestación y puedan saber los cambios que van teniendo lugar en la misma, hemos iniciado una serie de artículos sobre esa. Serie que ahora vamos a continuar exponiendo las principales claves de la semana 5 de embarazo.

Sigue leyendo y descubrirás desde cómo va creciendo el embrión, que se llama así hasta la semana 12, hasta los cambios que experimenta la madre o los principales consejos que debe tener en cuenta.

El embrión está en cambio constante

Semana 5
Crecimiento progresivo del embrión

Uno de los aspectos más relevantes de este periodo que ahora nos ocupa es que el embrión va cambiando, desarrollándose y creciendo a pasos agigantados. Así, tiene una longitud que ha superado el milímetro, considerándose que puede tener el tamaño de una semilla de sésamo. Además, se considera que pesa en torno a 1 gramo.

De la misma manera, no podemos pasar por alto que lo que es su esqueleto se empieza a formar, como también el sistema nervioso, el circulatorio e incluso sus músculos. Es más, ahora ya se encuentra absolutamente rodeado por la bolsa de líquido que crecerá con él durante lo que es la gestación.

Síntomas en la mujer durante la semana 5

Semana 5

A partir de esta semana y antes de llegar a la número 9, se recomienda que la mujer acuda a su primer consulta médica en pro del embarazo. Y es que, entre otras cosas, el doctor podrá ver si ese es múltiple o si se trata de una gestación normal o es de las llamadas ectópicas.

Pero no solo eso. En este momento, es fundamental que la futura mamá sea consciente de que hay varios síntomas que se van a hacer muy presentes y van a poder alterar su vida diaria. Nos estamos refiriendo a los siguientes:

  • Náuseas

    Tendrá que aliviarlas con trucos tales como comer frutos secos o infusión de jengibre.

  • Constantes ganas de orinar

    Hay que tener en consideración que irán haciéndose aún más palpables en la recta final del embarazo cuando el útero realice más presión sobre la vejiga.

  • Rechazo a ciertos alimentos

    El rechazo a ciertos alimentos e incluso el incremento de su capacidad olfativa, que le llevará a tener arcadas con ciertos olores.

  • Molestias en el vientre

    Ciertas molestias en el bajo vientre.

  • Cansancio

    Este propiciará que la mujer necesite tumbarse a descansar cada cierto tiempo, que quiera echar la siesta e incluso que, por la noche, se vaya antes a dormir.

  • Aumento en el volumen de los pechos

    Y todo eso sin pasar por alto que en este momento del embarazo, es muy habitual que la mujer ya descubra y perciba claramente que sus pechos están aumentando de volumen. Es más, la areola se puede comenzar a oscurecer e incluso puede sentir ciertas molestias en los senos.

  • Primeros antojos

    Asimismo, no hay que olvidar que también sucederá que los antojos empezarán a ser presentes, por lo que quienes rodean a la futura mamá tendrán que prepararse para poder satisfacer los mismos.

Alimentación en la semana 5 de embarazo

Semana 5
Kiwi, fruta clave para evitar el estreñimiento

Si importante es conocer todos los datos que hemos dado a conocer, también lo es saber alguna serie de consejos. Nos estamos refiriendo, en concreto, a recomendaciones en materia de dieta. Estas las podrás encontrar en un artículo que realizamos sobre el menú para la semana 5 de embarazo.

Si lo lees podrás conocer a fondo cuáles son las mejores propuestas para cualquiera de las cinco comidas diarias, entre las que podemos destacar las siguientes:

  • Frutas

    Las frutas deben ser protagonistas en la alimentación de la futura mamá durante este momento de la gestación. Y es que le aportarán, entre otras cosas, vitaminas. De ahí que deba tomarlas tanto en el desayuno como a media mañana, como postre del almuerzo e incluso como merienda. En concreto, entre las variedades que puede ingerir, debe tener cierta presencia el kiwi, ya que le ayudará a evitar el estreñimiento.

  • Frutos secos

    Los frutos secos también deben ser tomados, para aliviar síntomas como las náuseas. Pero también para que la gestante se “recargue” de energía ante la sensación de cansancio constante que tiene.

  • Verduras frescas

    De la misma manera, tiene que tomar verduras frescas, eso sí convenientemente lavadas haciendo uso de los productos específicos que existen para eso. Las puede comer tanto en forma de ensalada como en cremas hasta a la plancha.

  • Cuidado con el consumo de carne

    En cuanto a carne, como la de pollo a la plancha, es fundamental que la incluya en su dieta pero que extreme la precaución. Es decir, que no la tome jamás cruda, en pro de evitar la toxoplasmosis, y que la cocine de la manera más saludable.

Además de todo lo indicado, no podemos pasar por alto que a partir de esta semana, si así lo considera el doctor, puede suceder que le recomiende tomar ácido fólico, yodo o vitamina B12.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias